Cadena 3
Menú

MotoGP 2020

Un toque muy peligroso que pudo matar a Valentino Rossi

Tras un contacto a más de 250 kilómetros por hora, las motos de Zarco y Morbidelli cruzaron descontroladas la marcha de 'Vale 46' y Maverick Viñales, sin impactarles por milagro.

17/08/2020 | 11:16

Era la vuelta 8 del Gran Premio de Austria de MotoGP, la cuarta de la temporada y sin el campeón Marc Márquez (Honda), que se repone de la fractura de húmero derecho sufrida en la primer fecha en Jerez.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

La carrera austriaca es impresionante porque el circuito lo es. El Red Bull Ring es un templo de la velocidad metido en un bellísimo marco de montañas verdes del verano alpino. Son los 4.318 metros con más alto promedio de velocidad del campeonato –185 kph– en subidas y bajadas de vértigo –65 metros de diferencia entre el punto más alto y el más bajo del circuito–. Y allí, las motos de la ''categoría reina'' rugen estrepitosamente mientras, en ausencia del rey, los pretendientes se despedazan para ver a quién le ciñe mejor la... ¿vacante corona?

Las Ducati son las reinas de la velocidad –319 kph, en esta pista–. Con ese argumento, Jack Miller y Andrea Dovizioso persiguen a Pol Espargaró que ha logrado hacerse de la punta y espera sostenerla con la KTM. Detrás, un pelotón enfurecido en donde vienen Viñales, Binder, Mir, Rins, Quartararo, Nakagami, Valentino. También vienen disputando el puesto el italiano Franco Morbidelli y su Yamaha, con el francés Johan Zarco en la rápida Ducati de Avintia.

Las Yamaha están penalizando con un problema de válvulas en sus motores y los usan por seguridad en un régimen menor de vueltas –dicen, unas 300 rpm más bajo–. La tirada a fondo de la curva 1 a la 3, es el sector de más velocidad del circuito. Allí, está la trampa de velocidad, después de la muy suave Curva 2, donde las motocicletas superan los 300 kph y enseguida comienzan con el frenaje para doblar en la 3.

En ese lugar, Zarco supera a Morbidelli y en vez de buscar la trayectoria hacia la izquierda para quedar perfilado en la siguiente curva a la derecha, deja que su trayectoria se siga abriendo. Justo por el lado donde Morbidelli busca recuperarse. Pero frena demasiado pronto y la rueda delantera de la Yamaha impacta la trasera de la Ducati –a unos 200 metros de la Curva 3– los dos pilotos vuelan por el aire y las motos siguen su marcha descontrolada hacia la curva donde dobla el pelotón de punta de la carrera.

Así, cuando Maverick Viñales y Valentino Rossi están doblando, increíblemente, las dos motos accidentadas pasan entre ellos picando y dando vueltas. Al italiano nueve veces campeón de MotoGP, primero la moto de Morbidelli le pasa delante de la cabeza, y diez metros más adelante, pasa volando delante suyo la de Zarco que milagrosamente no lo voltea. Un accidente con muchísima suerte y una doble salvada para 'il Dottore'.

"Debo decir que fue bastante duro, estoy un poco en 'shock', incluso salir a la segunda largada fue duro. Iba con Viñales, estábamos reduciendo la velocidad en la curva 3 y vi venir una sombra y pensé que era el helicóptero desde arriba. Vi bien la Ducati de Zarco, mientras que la moto de Morbidelli ni siquiera la vi, la vi después en las fotos. El santo de los pilotos hizo un gran trabajo hoy, fue algo muy peligroso", le expresó Valentino Rossi a las cámaras de Sky Sports.

La acusación de Morbidelli: "Zarco es medio asesino. Frenar de ese modo, a 300 kph, delante de un rival, es tener muy poco amor por tus compañeros", dijo el italiano de madre brasileña.

Aleix Espargaró también volvió a cargar duro contra el piloto francés, diciendo: "¡Qué raro, vaya, hay peligro y vuelve a estar Zarco de por medio!". Tiene fresca la escena del pasado domingo, cuando el francés se involucró en la maniobra que terminó con su hermano Pol en el piso en Brno. Y agregó: "Ha sido una frenada al límite, a demasiada velocidad, demasiado extrema, demasiado pronta. Hay que hacer algo ¡pero ya! con Zarco, porque ha perdido el respeto por todos nosotros".

El 'Doctor' Rossi, de 41 años, en su temporada #25 en el Mundial, llegó al box con las manos en la cabeza: "Sí, sin duda, he vivido el momento de mayor riesgo de mi vida. Ha sido muy peligroso. No ha sido fácil agarrar la moto de nuevo. Estaba temblando. Aunque muchos lo piensen, no estamos locos, no, tampoco somos unos héroes, es nuestra profesión, nuestra vocación, nuestra ilusión y no tenemos elección".

La moto de Zarco, que pasó enloquecida por la Curva 3, pudo matar a Rossi o Viñales. O a ambos: "Me dejó temblando", reconoció otra vez Valentino en el final de la carrera. "Estaba temblando, sí, ha sido, sin duda, el momento de más riesgo de mis 25 años en el Mundial de Motociclismo. Ha sido muy peligroso".

Mientras, Maverick Viñales reconoció que quedó afectado por el incidente para la segunda parte de la carrera: "Fue mal resultado (10º), pero hoy tenemos que estar muy contentos, mucho", confesó luego de ver las imágenes, antes del relanzamiento.

'Il Dottore' tampoco se guardó nada para criticar la maniobra y juzgó con dureza a Zarco, del que cree que lo que hizo con Morbidelli fue "a propósito".

Valentino, afirma: "Solo hay que revisar las imágenes con atención. Zarco cambia de trayectoria al frenar porque no quiere que lo pase Morbidelli, lo hace conscientemente, va a cortarle el paso a otro piloto a 300 km/h". Y agregó: "Está bien ser agresivo, pero lo que estás perdiendo un poco es el respeto a tus oponentes. Zarco no es nuevo en estas cosas, cortó su camino a propósito y frenó frente a él, Franco no pudo hacer nada. Dirección de Carrera tiene que hacer algo serio con Zarco, porque incluso en la última carrera de Brno tiró a Pol Espargaró, aunque podría haber evitado el accidente", añadió.

Zarco, piloto de Avintia de 30 años, doble campeón mundial de Moto2, que ya venía criticado desde Brno, pidió disculpas a todo el mundo y salió al cruce de las críticas de Aleix Espargaró (Aprilia), que pidió que fuese duramente sancionado. Una idea que comparten el propio Morbidelli, Rossi y el piloto de pruebas de KTM, Dani Pedrosa.

El francés dijo en su defensa: "He hablado con Morbidelli en la clínica del circuito, pues nos estaban atendiendo a los dos juntos, y luego he ido a hablar con Valentino durante diez minutos, y a los dos les he pedido disculpas; estamos todos sanos ¡por suerte!, y lo que sí les he dicho y reiterado es que yo no soy un loco que va en moto. Superé a Franco, no podía irme a la derecha, no había espacio, traté de mantener la línea a la izquierda y, de pronto, Morbidelli me tocó y ambos nos fuimos al suelo, con tan mala suerte que nuestras motos salieron disparadas y estuvieron a punto de provocar una desgracia".

El francés, agregó, además: "Yo tenía más motor que Morbidelli, le pasé en la recta, luego luché por mantener la línea y él me tocó y nos fuimos al suelo". Sobre sus golpes, dijo: "Estoy bien, me puse hielo en el brazo y muñeca derecha, también tengo un golpe muy fuerte en la cadera, pero no tengo nada roto. Había miedo tanto por Franco como por mí, no es un lugar normal para chocar, dijo en las declaraciones, tras la carrera. "Yo tenía más motor que él, aproveché para pasarlo en la recta y lo adelanté por la izquierda, donde había algo de espacio. Luego, cuando frené, luché por mantener esa línea a la izquierda y él se sorprendió, me tocó y volamos", añadió explicando el accidente.

Zarco es otro de los pilotos de MotoGP que en estas carreras se está jugando su futuro, sobre todo, después de que el italiano Andrea Dovizioso –ganador en Austria– anunciara que no seguirá en el equipo oficial Ducati, la marca que tiene contratado al francés para el próximo año. El piloto galo de ninguna manera cree que su maniobra no fuera "una locura como dicen ellos, porque me sentía muy fuerte, mi moto corría más que la de Morbidelli y por eso pude adelantar a Franco".

Asegura, Zarco: "No quise bloquear a Morbidelli, cuando lo pasé, intenté quedarme a la izquierda por todos los medios, y luego frené, pero Franco me tocó y los dos acabamos en el suelo. Lo peor es que ambas motos salieron disparadas y casi se llevan por delante a Valentino y Viñales".

La buena noticia es que, a pesar del brutal accidente, ambos pilotos pudieron salir por sus propios medios, andando, y los dos han sido declarados aptos físicamente para la carrera del próximo fin de semana: "Ahora tengo un par de moretones, uno en el brazo y otro cerca de la cadera, y tengo la muñeca derecha dolorida, pero por suerte nada roto. Lo importante es que Franco y 'Vale' no resultaron heridos, me interesé por su estado inmediatamente", dijo para finalizar el francés.

Cadena 3 Motor. Fuentes y fotografías de gentileza de MotoGP, TheRace, El Periódico, Diario Panorama

TC2000, 13 y 14 de agosto, Autódromo 'San Nicolás Ciudad'

#2022

Rally Cordobés, 27 y 28 de agosto, San Francisco

#2022

Fórmula 1, GP de Bélgica, 28 de agosto, Spa-Francorchamps

#2022

Producción y edición: Marcelo Cammisa y Marcelo Ingaramo, especialistas en Automovilismo.

Te puede Interesar

Aleix Espargaró hace historia al ganar en Argentina

MotoGP, GP de Argentina, 3 de abril

Un podio y un séptimo puesto, buen balance para Colapinto

Lo Último

Pernía le cierra la puerta a Ardusso y gana un Sprint clave

Clasificación: parecía de Canapino, pero fue de Montenegro

Ardusso: " En los '200' voy a correr con el 'Pato' Silva