Cadena 3
Menú

F1 2022, GP de Australia

Mercedes sabe que no aparecerán soluciones mágicas

La situación "no es divertida, en lo absoluto", reconoce Wolff. Espera mejoras para Albert Park, pero no sustanciales. Hamilton cree que están "bastante lejos del ritmo, con mucho trabajo por hacer".

07/04/2022 | 10:49

Las nuevas reglas de la Fórmula 1 2022 desafiaron a los equipos a diseñar autos totalmente nuevos, para los que sus modelos predecesores no tenían validez como punto de referencia.  

Así, las pruebas de pretemporada nos mostraron dos hechos muy notables: el primero, la sorpresa que causaron los ''side pods'' de Red Bull -los pontones-; y el segundo, lo rápido que Mercedes se puso a modificar los suyos cuando se encontró en la pista con el ''porpoising'' o ''marsopeo'', un sube y baja frenético e ininterrumpido que el bloqueo del flujo del aire por debajo del piso les produce a las máquinas, haciendo imposible su conducción por la pista.

Las dos carreras iniciales dan la pauta que de las tres escuadras ''grandes'' de la F1, solo dos encontraron el camino desde los principios técnicos conceptuales para gestionar correctamente el reingreso en la era del "efecto suelo", Ferrari y Red Bull. Mientras que Mercedes sufre con el marsopeo y el 'bouncing' -rebote-, sin poder seguirles el paso a los dos escuadras con las que debería estar peleando el campeonato. Los italianos lideran con comodidad las posiciones de pilotos y constructores; mientras que los "energizantes" estarían también, allí arriba, sino fuera por un insólito problema de presión de combustible que los dejó afuera en el primer Grand Prix de la temporada. Pero en Arabia, ganaron para demostrar lo fuertes que pueden ser. Para Mercedes, sin embargo, todo es diferente.

“No es divertido en absoluto”, dice el jefe de Mercedes, Toto Wolff, sobre la situación actual de las 'Flechas de Plata'. Son los campeones mundiales reinantes de constructores pero carecen del ritmo para luchar por las victorias, o incluso de subir al podio, en función del rendimiento puro.

El siete veces campeón mundial Lewis Hamilton admite que su equipo tiene mucho trabajo para volver a la pelea este año después de que terminó décimo en Arabia Saudita, con su compañero de equipo George Russell quinto mientras Red Bull y Ferrari luchaban por la victoria: "Las lecciones están ahí, estamos fuera de ritmo y tenemos mucho trabajo por hacer”.

Su nuevo compañero, George Russell, lo ha hecho muy bien minimizando los daños para entrar dos veces en el Top 5, pero es consciente de lo que necesitan: "sabemos lo que nos falta y eso es la carga aerodinámica, tuvimos el auto en una ventana realmente buena en la última carrera" y "quisiera hacer esto luchando por las victorias, no solo por la P5".

Después de haber competido por ambos títulos todos los años desde que comenzó la era turbo híbrida en 2014, Mercedes ahora se encuentra en la posición inusual de 'tercer mejor equipo', con un auto al que le cuesta sacarle el máximo provecho.

“Hemos estado metidos en medio de esas peleas divertidas [por la punta] durante los últimos ocho años”, dijo Wolff. “Es extremadamente doloroso no ser parte de esas peleas divertidas, y por un gran déficit de tiempo de vuelta. No vamos a descansar hasta que estemos de vuelta en la lucha. No es divertido en absoluto. Es un ejercicio de humildad y al final nos hará más fuertes, aunque no es divertido en este momento”.

Sin embargo, el equipo ha sido honesto en su evaluación de sus problemas de rendimiento, que parecen centrarse en no poder hacer funcionar el W13 a su altura de manejo óptima sin sufrir el "marsopeo" y los rebotes. Wolff es realista sobre la posición del equipo antes de la tercera ronda: “Estamos en una carrera de aprendizaje y los primeros dos fines de semana han demostrado que todavía tenemos mucho que aprender. Por el momento, nuestro desempeño en la pista no está cumpliendo con nuestras propias expectativas, pero todos en Brackley y Brixworth están enfocados en comprender los problemas y encontrar las soluciones adecuadas".

De cara al  fin de semana que viene, el austríaco que lidera el que tal vez sea el mejor equipo de la historia, no tiene esperanzas de un cambio radical: “No habrá una solución mágica para el próximo fin de semana de carreras, pero estamos presionando para obtener mejoras constantes en las próximas carreras, para, con suerte, acercarnos a la punta del pelotón. Hasta entonces, debemos maximizar cada oportunidad y aprovechar al máximo el paquete que tenemos”.

Sobre el rol de sus pilotos, en esta dinámica, Wolff agregó: “Lewis y George están haciendo una contribución importante al esfuerzo general”, dijo Wolff, “brindando comentarios, pasando tiempo en el simulador y trabajando juntos para ayudarnos a avanzar.

Mañana, los W13 saldrán a la pista en Melbourne para la tercera fecha de la temporada, seguramente, de la concentración de todo el conjunto que forma esta maravillosa escuadra, comenzará a gestarse de a poco la reversión de esta merma de rendimiento inesperada. Pero el problema es serio y las palabras de Wolff confirman que les llevará todavía algún más volver a estar peleando arriba en los grandes premios.

Cadena 3 Motor, fuentes y fotografías: formula1.com y the-race.com

TC2000, 13 y 14 de agosto, Autódromo 'San Nicolás Ciudad'

#2022

Rally Cordobés, 27 y 28 de agosto, San Francisco

#2022

Fórmula 1, GP de Bélgica, 28 de agosto, Spa-Francorchamps

#2022

Producción y edición: Marcelo Cammisa y Marcelo Ingaramo, especialistas en Automovilismo.

Te puede Interesar

Fórmula 1, GP de Bélgica, 28 de agosto, Spa-Francorchamps

Los 'Más' y los 'Menos' del GP de Hungría de Fórmula 1

Alonso va a Aston Martin para 2023 con contrato plurianual

Lo Último

El Chevrolet Camaro de Kimi Räikkönen para debutar en NASCAR

De chiquilín, te miraba de arriba: ¡Ganó Montenegro!

Nico Meichtri, el cordobés de Hernando ganó y va por el título