Cadena 3
Menú

Dakar 2022

J. Debeljuh soñó a los 12 años: "Yo voy a correr el Dakar"

Tiene 25, es de Acevedo -Pcia Bs As-, era un niño más en la largada histórica de 2009 en Buenos Aires cuando comenzó su sueño. Lo ayudan sus padres, profesores: "Somos clase media". Están en el Dakar.

13/01/2022 | 07:32

Solo nos quedan dos etapas que, creo que el Dakar deja lo más duro para el final así que mañana promete ser una etapa muy dura. Pero hoy fue muy bueno, fue un muy buen día, me sentí súper cómodo, pude acelerar mucho y fui a un ritmo seguro y rápido. Venía muy concentrado en la navegación para no cometer el mismo error que ayer, así que había algunos puntos que estaban medio confusos, encontraba a algunos pilotos un poco perdidos y yo justo venía bien concentrado para no volver a perderme y no tuve problemas de navegación. Validé todos los Way Points bien, así que creo que fue mi mejor etapa. Creo que estoy 50° y siempre anduve entre los sesenta, así que contento con el resultado y motivado para seguir.

Entonces, el plan viene saliendo como lo habían previsto...

Sí, sí. También estoy contento porque estoy muy bien físicamente. Ayer, tuve una fatiga en el antebrazo, pero ya va pasando. Es de tanto acelerar. Pero estoy muy bien y conforme con la moto, con el equipo, el rendimiento. Muy contento y conforme de estar en la décima etapa, ya, con solo dos por delante para llegar al podio final.

¿Cuéntame de tu moto y de tu equipo, cómo llegaste al Dakar?

El equipo es el XRaids, que es un equipo español que conocí cuando fui a correr a Marruecos hace dos años y mi mecánicos es Abel Musso, que trabajó como en diez Dakar con ellos y es de Pergamino. Por suerte, pudo venir y me está atendiendo mi moto. Así que ya conocía al mecánico y al equipo, creo que es fundamental, como hablar el mismo idioma, todo mucho más práctico. Y la moto es una KTM 450 Rally Replica que, te diría, es la que utiliza un 70% de los pilotos del Dakar, porque es una moto hecha desde cero para esta competencia.

Al lado suyo está Germán, su padre, que junto a la mamá, Gabriela, acompañan a Joaquín desde que comenzó su sueño y están con el en Arabia Saudita.

¿Germán, traer a un piloto al Dakar es una tarea a la que hay que dedicarle mucha atención, no?

Sí, sin duda. Toda la familia a estado detrás. La mamá, mis hermanos, la abuela, los abuelos.

¿A qué se dedican?

Somos gente de clase media, yo soy psicólogo y profesor; la madre también es profesora y trabaja en la municipalidad de Pergamino. Y a fuerza de pulmón, de colaboración de muchísima gente, del pueblo de Acevedo y del partido de Pergamino, hemos podido lograr este gran objetivo que 'Joa' se puso como un sueño y que hoy es una realidad. Así que, muy satisfecho de todo el trabajo y, no digo sorprendido, pero si emocionado de la cantidad de apoyos, de mensajes de gente que conocemos, de gente que es amiga, de gente quee lo ha seguido desde el primer día; y gente que ahora se suma, que eso también es muy reconfortante porque implica que no solamente es un buen deportista, sino una excelente persona.

Joaquín, cuando nos conocimos, nos contaste de dónde salió esta increíble pasión que te despierta el Dakar. ¿Puedes contarla, otra vez?

Sí, por supuesto, fue cuando llegó el Dakar a la Argentina, en el 2009; yo no sabía mucho de la carrera porque era bastante chico y por ahí, mi viejo sabía más por las revistas, de cómo se corría antes y así que fuimos el 1° de enero a ver el Podio de Largada en el Obelisco. Yo tenía doce años, la carrera me encantó, me apasionó y dije: "yo, algún día, voy a correr el Dakar". Desde entonces, he soñado siempre con estar aquí adentro y correrlo. Y bueno, ya estamos acá, después de trece años, que fueron desde aquel día a hoy y se pudo cumplir ese gran sueño. Que parecía imposible, pero nunca bajamos los brazos y acá estamos.

¿Era un sueño interior o lo habías compartido con tus padres?

Ni siquiera tenía moto cuando empecé a soñarlo. Después fui haciendo todos los pasos, pensando en si algún día corriera el Dakar tener todos los pasos previos hechos y fue de a poquito ir subiendo de nivel, llegar al Campeonato Argentino, después ir a correr al exterior y ahora se me dio esto del Dakar, después de tanto tiempo.

¿Todavía, la carrera no terminó; hay que hacer las cosas bien mañana y pasado, pero te gustaría estar aquí otra vez en 2023?

Si fuera por mí, lo correría todos los años. Me gusta mucho el Dakar y el rally es lo que me apasiona. Andar por el desierto, horas y horas con la moto, pasando obstáculos, navegando. Si fuera por mí, seguiría corriendo diez años más. No habría problema.

¿Te vas con algunas cositas que mejorar?

Sí, creo que muchas cosas para mejorar y sobre todo con la experiencia de correrlo. Pero igualmente, eso es más a futuro. Primero, hay que terminar este que hasta cinco kilómetros antes de llegar, no está nada dicho. Así que hay que terminar la carrera y después pensar en el futuro.

¿Te gustó la carrera en general, en el formato, en el recorrido?

Sí, sí, estuvo buena. No me quiero adelantar a lo que será la etapa del jueves, pero pensaba que iba a ser un poco más dura, todavía. Si bien, nos entrenamos muchísimo para esto y no es porque la carrera haya sido fácil, te digo que por momentos se sufrió mucho y fue muy largo, muchos kilómetros, mucho frío, ahora calor. Pero creo que vinimos muy bien preparados y no lo sufrí tanto, por suerte.

¿Cómo es un día de entrenamiento tuyo?

Depende del día, porque también voy a la facultad -Ingeniería Informática- y hago algunos trabajos. Por lo general, trato de ir todos los días al gimnasio. Tengo un preparador físico, Tomás Álvarez, que hacemos todos los días físico muy duro. Y siempre que se pueda, tratar, más que todo, de andar en bicicleta y entre semana practicar con la moto en el circuito de Pergamino o hacer algo de camino los fines de semana; ir estudiando un poco de navegación, son muchas cosas, como saber algo de mecánica, así que trabajo en la moto con mi mecánico. Son muchas cosas las que se juegan en el Dakar y no solo es acelerar e ir a fondo.

¿Vas a la cordillera a entrenarte?

Voy a las carreras y Catamarca es un buen lugar para entrenarse para acá. También entreno con Javier Pizzolito, que tiene una gran experiencia en el Dakar y voy muchas veces a la costa para que me enseñe en la arena. Metemos dos, tres, cuatro días y voy mejorando la técnica y cosas de la navegación. Pero, fue largo el camino hasta acá.

A ponerle todo para cumplir con ese sueño de largar y terminar el Dakar, un sueño que nunca es fácil para nadie...

Muchas gracias y déjame agradecerle a todos los que están haciendo el aguante y para toda la gente de Argentina.

Cadena 3 Motor, desde Arabia Saudita con el Dakar 2022

Fórmula 1, Gran Premio de Mónaco, 29 de mayo, Montecarlo

#2022

FIA WTCR, Carrera de Alemania, 28 de mayo, Nürburgring

#2022

Indycar, 500 Millas de Indianápolis, 29 de mayo, EE.UU.

#2022

Producción y edición: Marcelo Cammisa y Marcelo Ingaramo, especialistas en Automovilismo.

Te puede Interesar

Atacama Rally tendrá una inscripción gratis para el Dakar

Ford y Wilson envueltos en un proyecto para llegar al Dakar

Otra para Sainz y el Audi explorando terrenos de victoria

Lo Último

Proyecto 11: De las Cenizas a las Pistas

Mano a mano con Terensio Testoni, el hombre "Pirelli" en WRC

Los 'más' y los 'menos' del GP de España de Fórmula 1