Cadena 3
Menú

Después de las carreras

F1: los puntos altos y bajos del Gran Premio de Estiria

Fue la cuarta victoria de Verstappen en 2021 -Hamilton tiene 3 y Pérez, 1-. Falta muchísimo estamos en la #8 de 23 carreras, pero... ¿Se le abrió la cancha a Max, hacia el título? El balance de C3M.

29/06/2021 | 10:45

Es probable que a Max Verstappen se le haya terminado de abrir la cancha con la contundente victoria que logró el fin de semana en el Gran Premio de Estiria. La primera de las dos carreras consecutivas que se correrán en el Red Bull Ring y la segunda en una serie de tres semanas juntas de 'Gran Prix', en las que el desafiante máximo de los súper campeones, Lewis Hamilton y Mercedes, parece tener al tope todos los parámetros de confianza y de rendimiento.

Claro, solo estamos en la Ronda 8 de 23, mucha agua correrá por debajo del puente de este Campeonato Mundial de Fórmula 1 2021 que nos tiene verdaderamente atrapados porque no esperábamos un nivel de disputa tan cerrado. Y si bien la mueca y el lamento de los de Brackley apunta directamente a la velocidad final de los autos azules de Milton Keynes -que los estaría dejando fuera de la discusión-, en ningún momento puede descartarse una respuesta con la que las 'flechas de plata' negras vuelvan a dar en el blanco de los resultados que las convirtieron en invencibles, las últimas temporadas.

Si quiere ser campeón por primera vez, el joven maravilla holandés debe seguir concentrado en su tarea. En la semana, Hamilton y Toto Wolff intentaron desestabilizarlo, declarando que la causa principal por la que Verstappen gana es la fantástica velocidad que el RB16B posee en las rectas, sugiriendo la existencia de cierta discordancia entre el progreso de los motores Honda con el 'congelamiento' del desarrollo de las Power Unit que se decretó en 2020 por la pandemia.

Cansado de que los periodistas le azuzen con ese tema, Max amenazó con volver a la sala de prensa con una impresora para entregarles fotografías de su alerón trasero y el de los Mercedes, para él la verdadera causa de la diferencia de velocidad que se vio en la recta de Mistral del Paul Ricard o en las tres largas rectas de la pista de su patrocinante austríaco. "No puede ser que no lo vean", exclamó contrariado. Punto para Verstappen. Con ese nivel de descarga aerodinámica, su compañero 'Checo' Pérez no consigue gestionar el Gran Premio con solo una parada para cambiar las cubiertas, lo que prueba que su afirmación tiene una base cierta y es la pericia de Max la que cierra el círculo virtuoso, como en Mercedes lo hace la de Hamilton.

Estos temas de la lucha Red Bull vs. Mercedes, la solidez de Lando Norris, la reacción de Ferrari, la remontada de Charles Leclerc, las penas de Daniel Ricciardo y George Russel, el nuevo revés de Gasly, estuvieron en el candelero del Gran Premio de Estiria y son los que componen nuestro análisis de 'puntos altos y puntos bajos', después de las carreras, que le invitamos a seguir leyendo.

Puntos altos

Max Verstappen -Red Bull Racing-: Cuarta victoria del holandés, sobre ocho carreras. Fue segundo en tres de las cuatro restantes y explotó una goma marchando primero a dos vueltas del final en su único DNF -abandono-. Su tarea roza la perfección, en la temporada no perdió con nadie que no sea Hamilton. Fue otra vez el amo del Red Bull Ring, desde el viernes. Soltó solamente la FP3, utilizó la tanda para probar con calma el ritmo de la carrera; pero en la Clasificación solo cedió la Q2 -con gomas medias- por 4 milésimas de diferencia con Gasly -con gomas blandas- y remató la faena de entrada en Q3 con una vuelta que los Mercedes no pudieron bajarle, a pesar de repetirse en el intento. 

Su carrera fue un viaje seguro a la victoria en el que nadie fue capaz de perseguirle y que controló con obsesiva atención y detalle utilizando la radio para transmitirle al equipo su 'feeling' -sensaciones- con la máquina en el desarrollo de cada uno de sus momentos. Los analistas de la F1 comienzan a hablar de madurez cuando se refieren a sus actitudes, a sus decisiones y la ejecución completa de la tarea en un GP. Es líder del campeonato por 18 puntos, algo que no es poco ni es mucho, cuando falta tanto por correr y se llama Lewis Hamilton el que lo viene persiguiendo.

Red Bull Racing: A riesgo de repetirnos, no puede dejar de señalarse la impresionante tarea que han realizado otra vez los de Milton Keynes. Aunque no hayan podido darle su color predominante al podio, las P1 y P4 de sus autos en Austria no dejan de señalar un objetivo cumplido con creces. "Son un cuarto de segundo más rápidos que nosotros en las partes veloces", decía Lewis Hamilton sobre los RB16B, señalando que no podía hacer mucho para luchar contra eso. Pero, aún con esa ventaja, la gestión de todo el contexto para llevarse el 'Grand Prix' de punta a punta sin el menor sobresalto refiere un nivel de previsiones y ejecución de altísimo vuelo. 

Es nada menos que al equipo más ganador de la historia de la F1 al que vienen venciendo. Solo una manchita, un infortunio, les quedó con la parada lenta de neumáticos de Pérez que salió a la pista detrás de Bottas. Casi logran corregirlo con una segunda detención del mexicano, al que no le faltó tanto para hacer del finlandés otra vez su presa. Lideran constructores por 40 puntos y el domingo que viene corren otra vez en 'su casa'.

Lewis Hamilton -Mercedes AMG F1-: El inglés es el mejor piloto de la F1, aunque por el momento está desencontrado con el mejor auto de la máxima categoría, que había sido el suyo hasta diciembre de 2020. Su manera de componer el fin de semana por piezas -ritmo de una vuelta, ritmo de carrera, estrategia de clasificación, estrategia de carrera, estrategia de campeonato- lo diluye un poco los viernes cuando se enfoca en el proceso de concentración que le permite identificar todas las variables con las que elegirá 'el menú' de su set up para enfrentar la clasificación y la carrera. Siempre emerge de allí muy entero y Estiria no fue la excepción a la regla. Hamilton marchó muy fuerte a clasificar tras ganar la FP3 y pensaba que podía lograr la pole. Por eso insistió tanto -3 vueltas rápidas en Q3-, pero finalmente no pudo. Y cuando se dio cuenta de la desventaja, y cuando el domingo no sucedió nada raro en la largada, completó el trabajo para obtener la máxima recompensa disponible para él, en el GP. 

A los campeones no les gusta esperar, pero Lewis ahora no tiene más remedio que esperar que alguien en Brackley haga algo para recuperar esa capacidad de atacar perdida en las últimas carreras. Le viene pegada otra semana difícil, de la que solo puede salvarle el hecho de que las gomas más blandas que traerá Pirelli a la segunda carrera austríaca le abrán una posibilidad de gestión distinta, frente al dominio claro que su rival Verstappen tiene sobre él en esta pista.

Lando Norris -McLaren F1 Team-: El inglés es el líder de esa división especial de la F1 a la que los analistas llaman 'el resto'. La que viene detrás de los dos Mercedes y de los dos Red Bull. Y lo es con solvencia porque administra con capacidad los dos momentos importantes del fin de semana, la clasificación y el Gran Premio. Norris saltó ese cerco y se metió cuarto en la Qualy, para largar tercero por la sanción de Bottas. Pero sabiendo que en la longitud de domingo no tenía cómo defenderlo, se dedicó a construir con sapiencia su quinto puesto y no hizo oposición en los sobrepasos de Pérez y Bottas, que llegaron después de las diez primeras vueltas, para ahorrarse goma, que utilizó demorando su parada algunas vueltas. Paró en la vuelta 31 y volvió a la pista para llevarse sin discusiones lo que buscaba, en su séptimo Top 5 en 8 carreras, fue octavo en la restante en España. Tiene 86 puntos para marchar cuarto en el campeonato, 12 puntos por encima del quinto, Bottas y a solo 10 puntos del tercero, Pérez.

Scuderia Ferrari: Lo justo es justo, los de Maranello mostraron reacción y rebeldía tras su pésima actuación de Francia. Le dedicaron el viernes a construir la cura para su máxima falencia, la pérdida rápida del ritmo de los coches en la carrera. Con ese trabajo formalizado, el sábado por la mañana trabajaron por dos caminos para una puesta a punto de vuelta rápida y Leclerc ya quedó dentro del segundo, con los punteros que habían marcado muy buenas diferencias durante las pruebas. El monegasco repitió la P7 en la clasificación y aunque su compañero Sainz Jr. P12 no lograba entrar en la Q3, se confiaba en el trabajo para la carrera. Salvo el leve y fortuito roce de Leclerc con Gasly en los primeros metros de la carrera, que lo mandó a los boxes a cambiar la trompa, podría decirse que todo salió bien para la escuadra 'rossa'. 

Sainz Jr. utilizó su gran ritmo para mantenerse en la pista sin cambiar gomas hasta la vuelta 41, cuando con el recorte se encontraba en el quinto lugar, que perdería con Norris para terminar en una excelente P6. Y la remontada de Leclerc desde la P19 en la que salió de los boxes en la vuelta 2 a la P7 final, habla sola del gran ritmo de su máquina.

Charles Leclerc -Scuderia Ferrari-: Los fanáticos que visitan la fanpage de la serie lo votaron como 'el piloto del día'. Y no se equivocaron. Pasó doce autos en su carrera de recuperación desde el último puesto en la pista en el que había quedado tras cortarle la goma TI a Gasly y romper su ala delantera derecha, en el roce de la primera vuelta. Él mismo, se emociona contándolo: "A partir de la segunda vuelta, lo clasificaría como uno de mis mejores carreras en la Fórmula 1. El coche se sentía increíble, el ritmo estaba ahí y aproveché cada oportunidad para hacer una fuerte recuperación. En términos de rendimiento, extrajimos el máximo del automóvil. 

Esto muestra cuánto trabajo se ha realizado entre bastidores y qué trabajo increíble ha hecho el equipo, especialmente en la última semana. Tenemos que repasar todos los datos para comprender exactamente cómo logramos este paso para que podamos repetirlo la semana que viene". Estaba contento y, claramente, da para pensar hasta dónde podría haber llegado sin el incidente de carrera del comienzo.

Puntos bajos

Mercedes AMG F1: A la defensiva, en un rol que no les encuadra, los de la estrella no encuentran los caminos que los saquen del 'momemtum' negativo que vienen pegando desde Mónaco a esta parte del calendario. Ya, cuatro carreras mirando desde atrás. El jefe del equipo, Toto Wolff, lo deja claro: "Un doble podio con el segundo coche más rápido fue la máxima limitación de daños que pudimos hacer hoy; luchamos con todo lo que teníamos, pero no fue suficiente. Red Bull claramente tenía el paquete más rápido este fin de semana y no teníamos el ritmo para aplicarle presión estratégica a Max, quien podría haber cubierto cada movimiento de los que hicimos; simplemente controló la carrera desde el frente". 

"Con Valtteri, elegimos sacarle del bolsillo a Red Bull la P3, hizo un trabajo fantástico para alargar la vida útil de los neumáticos hasta la última curva y mantenerse por delante de Pérez. Sabíamos que llegaría el momento en que se volviera más difícil para nosotros y está aquí ahora mismo. Tendremos que analizar la carrera, ver qué más podríamos haber sacado del paquete y seguir gastando cada fin de semana. Podemos ver que Red Bull todavía se está desarrollando con fuerza, mientras que nuestro enfoque está ahora principalmente en 2022, pero eso no significa que el campeonato haya terminado, ni mucho menos. Lucharemos con todas las armas que tenemos y la batalla aún está en pleno".

Pierre Gasly -Scuderia Alphatauri-: El francés se preparaba para brillar en el Red Bull Ring. Lo había hecho bien desde el comienzo, fue segundo en FP1. La mala suerte lo dejó abajo del auto en FP2 por un problema con su impulsor, pero regresó fuerte el sábado, P6 en FP3 y P6 en la Qualy, además de ser P1 en la Q2. En la carrera, fue agresivo en la partida, dejó si pista a Leclerc a la salida de la curva 1, pero nada que se pueda reprocharle. El monegasco en la porfía, vuelve a la carga y sin querer -rompe su propio auto al hacerlo- le roza la rueda TD, se la corta y para la curva 3 se desata el desparramo en el que también quedaron enredados Giovinazzi y Latifi. Pero poco puede achacársele al joven francés que ya venía sin control de su máquina. Una pena, otra buena oportunidad que se le escapa a Gasly. Y van...

Daniel Ricciardo -McLaren F1 Team-: Desde que se bajó del gran equipo que lo puso en el sitial de Top Driver, el australiano pena sin remedio para reencontrarse con sus momentos de gloria. La conocida historia del equipo que cree que solo le falta un gran piloto para dar el salto a las primeras filas de la grilla y del piloto que piensa que puede vencer cualquier adversidad si lo colocan como N°1 y la escuadra trabaja concentrada en apoyarle, parece repetirse en McLaren, tras su insípido paso por Renault. Luego de otra mala clasificación, en la que no logró pasar a Q3 -P13 en Q1 y Q2- Daniel hizo una gran largada y aprovechó el 'tole tole' que generaron Leclerc y Gasly para subir de P13 a P8 en la vuelta 1. Pero en la vuelta 7, tuvo mala suerte y su PU Mercedes se quedó sin potencia para enviarlo otra vez a la P13, su posición de partida, en la que terminó la carrera, sesenta vueltas más tarde. 

Desde nuestro punto de vista, el australiano no hace el análisis completo, frente a la prensa, y elige el nada aconsejable camino de victimizarse: "Este es uno de esos días en los que realmente no amo este deporte". Es cierto, la falla del impulsor Mercedes le hubiera sacado cualquier otro resultado, pero los verdaderos problemas de Ricciardo comenzaron clasificando mal el sábado. Lando Norris está opacando con claridad al australiano y le sobrarán motivos a fin de año para reclamar que esa situación se refleje en su contrato. Una dinámica parecida a la que se dio en Ferrari con sus pilotos, hace un par de años.

George Russell -Williams Racing-: El fantástico piloto inglés construía una sólida actuación dentro de los puntos en Red Bull Ring. Marchaba en P8, gestionaba con solvencia y buen ritmo en la pista el 'Grand Prix' que parecía lo llevaba a terminar con esa increíble racha que le impide sumar puntos a Williams -no lo hace desde el GP de Alemania de 2019, cuando Robert Kubica terminó 10°-. Pero las complicaciones comenzaron con su parada en la vuelta 25, donde su PU Mercedes -como la de Ricciardo de McLaren- comenzó a mostrar problemas, le demoró el regreso a la pista, para finalmente sacarlo de la carrera en pocas vueltas. 

"Estoy destrozado por el equipo para ser honesto- dijo Russell-, sabes, han trabajado tan duro para estar en esta posición durante los últimos tres años, persiguiendo estos puntos. Realmente nunca supimos cuándo vendrían y sabíamos que tendríamos que tener un fin de semana perfecto y, ya sabes, estábamos en una posición tan buena, P8, con el neumático medio, hubiéramos podido lograrlo al final; y creo que la séptima posición probablemente fuera posible, por delante de Alonso y la diferencia que hay de cuatro o seis puntos, es enorme, probablemente sea la diferencia entre P8 y P10 en el campeonato". Una verdadera pena, aunque el piloto inglés se mantiene fuerte. Él y todo el mundo saben que viene marchando con calma hacia un destino de top driver.

Cadena 3 Motor, fuentes y fotografías: formula1.com; motorioline; motorsport; auto motor und sport; speedweek, racer, the race.

Súper TC2000, 26 de septiembre, 'El Villicum', San Juan

#2021

Fórmula 1, Gran Premio de Rusia, 26 de septiembre, Sochi

#2021

WRC, Rally de Finlandia, 1.2.3 de octubre, Jyväskylä

#2021

Producción y edición: Marcelo Cammisa y Marcelo Ingaramo, especialistas en Automovilismo.

Te puede Interesar

Hamilton llega a 100 victorias, tras un final enloquecido

Norris bate a Sainz y Russell para su lograr su primera pole

FP2: Bottas y Mercedes dominan, Verstappen se complica

Lo Último

Canapino ganó en “El Villicum” y lanzó su candidatura

Hamilton llega a 100 victorias, tras un final enloquecido

Ganó Barrio en “El Villicum” y escapa en el campeonato