Cadena 3
Menú

La vanguardia en autos

Delage: ¿Quién dijo que un F1 no puede andar por la calle?

Amparado en el mítico nombre de una marca francesa de culto, un constructor propone un superdeportivo claramente inspirado en un monoplaza de la categoría máxima. El D12 y sus detalles.

20/08/2020 | 12:53

¿Por qué un F1 no puede andar por la calle? Es la pregunta que el constructor Laurent Tapie responde con la creación de un nuevo hípercoche, con el que se propone meterse en un mercado exclusivísimo, exigente y de números duros. Donde juegan nombres como los de Bugatti o Pagani y los coches se venden por millones de dólares.

Tapie es el hijo de Bernard Tapie, un famoso empresario y político francés con una historia llena de éxitos y controversias. Pero muy poderoso y activo.

Laurent tiene 45 años y alrededor de su idea se agrupan algunos ingredientes que suelen dar buen resultado para estas alquimias comerciales.

Es conocido, es hijo de un empresario y político famoso. Tiene un proyecto técnico que asombra y -a la vez- es realizable. Tiene a un ex campeón mundial -Jacques Villeneuve- y un grupo de ingeniería de la F1 colaborando en el desarrollo. Tiene un nombre con mito -la vieja marca francesa Delage- para sostener el marketing de la propuesta. Y tiene un récord por quebrar para probar que todo es cierto.

Con esta receta se lanzó a la creación del Delage D12, un hípercoche de dos plazas y 1.000 caballos de potencia entregados por un motor V12 atmosférico de 7,6 litros que ha creado el mismo grupo y que puede escalar hasta los 1.247 CV en su forma híbrida.

Su bien pensado proyecto progresa -lleva ya tres años de desarrollo-, aunque como todos los de la industria se han visto afectados por la pandemia. Iba a ser presentado en varias ferias, este año, comenzando por el Salón de Ginebra. Sin embargo, todavía se cree que su prueba de velocidad en Nordschleiffe se pueda realizar en el mes de septiembre.

El hipercoche de 1.000 CV está listo para romper el récord de autos de calle, o en realidad lo que se considera un "street legal", en Nürburgring con Villeneuve al volante.

El coche tendrá dos variantes, la más cara será la versión GT, también algo más pesada con la configuración híbrida (1.400 kg de peso en seco) y la variante deportiva llamada 'club', más purista que reduce peso en 90 kilogramos.

El automóvil está claramente inspirado en la Fórmula 1. El motor se hace estructura con un monocasco de fibra de carbono para dos ocupantes, que se sientan uno detrás del otro. La cabina del D12, con forma de cúpula y apertura hacia adelante, es central.

Las suspensiones de triángulos superpuestos y amortiguadores pushrod -adelante a la vista-, los cubre ruedas copian sus formas fielmente para acentuar ese parecido con un F1 y tienen como remate los retrovisores. Las llantas son El frente aerodinámico, con la forma de la trompa, las alas y spoilers, tienen claras reminiscencias de los monoplazas de la máxima fórmula del automovilismo y sus mismas intenciones: maximizar la carga para que la experiencia de manejo sea híper deportiva.

Las tomas de aire del motor tienen un generoso 'snorkel' para la admisión sobre la cabina del D12 y también son enormes las laterales que refrigeran los radiadores, los frenos y conducen el aire hacia la zona trasera del sistema aerodinámico inferior.

Un enorme alerón ajustable se asienta sobre una parte trasera a corazón abierto, con una cubierta en transparencia para el poderoso motor. Las luces traseras corren directamente debajo como una estrecha banda por todo el ancho del vehículo y los dos caños de escape apuntan hacia arriba, como en los McLaren, para abrirle espacio al difusor inferior.

La cabina del D12 es futurista. En lugar de un volante, tiene dos palancas en forma de joystick -en estilo aeronáutico- que están unidas a un centro que despliega botoneras a ambos lados. Tiene tres pantallas -una central y dos laterales- rodeando el comando de dirección donde se exhibe el gran escudo de la tradicional marca francesa Delage, que sirven como fuente de información y gestión de las funciones de marcha y confort. En los estrechas butacas fibra de carbono, los pasajeros van atados con cinturones de competición.

Está previsto que el Delage D12 llegue al mercado en 2021. Se producirán un total de 30 unidades a un precio de alrededor de dos millones de euros. Todavía -siguiendo los planes originales- se espera que el Delage pueda ser presentado este otoño en un gran festival al estilo de los años veinte, para vincularlo con la magia de su marca que brilló en aquellos años -fue campeona de Constructores en 1927-. Y se espera que la vuelta récord en Nürburgring también tenga lugar en 2020. Ambas cosas están dependiendo de una flexibilización importante de las restricciónes que la crisis de Covid-19 ha impuesto y que todavía no se han superado.

Cadena 3 Motor, fuentes y fotografías de gentileza: Delage, Paris Match, Auto Motor und Sport, Soymotor, El Español, Voici, Wikipedia.

Súper TC2000, 29 de noviembre, Autódromo Oscar y Juan Gálvez

#2020

Fórmula 1, Gran Premio de Baréin, 29 de noviembre, Sakhir

#2020

Rally Argentino, 27.28.29 de noviembre, Balcarce

#2020

Producción y edición: Marcelo Cammisa y Marcelo Ingaramo, especialistas en Automovilismo.

Te puede Interesar

Lo Último

Toyota Argentina presentó la nueva SW4

Llegó Nivus, el nuevo SUV de Volkswagen

Fiat presentó la actualización del Cronos