Cadena 3
Menú

Historias de hacedores

De Tomaso, el argentino que quiso ser Ferrari -entrega 2-

Trabajando en Bologna con los hermanos Maserati, Alejandro De Tomaso descubrió que podía con la construcción de autos de carrera y que tenía ideas nuevas. Esta entrega cuenta sobre esas producciones.

01/04/2020 | 23:10

Alejandro De Tomaso tenía apenas 31 años cuando decidió bajarse de los autos de carrera. Poseía una mente hiperactiva y cada nueva idea le parecía mejor que la anterior. Tras su llegada a Italia, su estancia con los Maserati, su casamiento con la millonaria Elizabeth Haskell, le había dedicado su mayor esfuerzo al sueño de ser piloto, cuando -simultáneamente- surgió uno nuevo e igual de importante para él.

El segundo de sus sueños, apareció casi al mismo tiempo, ser constructor de autos de competición y se dio gracias al apoyo financiero de su amada "Isabelle", como llamaban a su consorte en Módena donde establecieron la factoría "De Tomaso Modena SpA.". La nueva empresa comenzó a construir autos de Fórmula Junior y Fórmula 3 para la venta a clientes e intentaba incursionar en la Fórmula 1.

Sobre la personalidad de este personaje, uno de sus diseñadores, Tom Tjaarda, comentaba lo difícil que le resultaba a la mente inquieta de De Tomaso mantenerse enfocada en consolidar el proyecto que le ocupaba en el presente, sin estar produciendo nuevas ideas todo el tiempo febrilmente y anhelar estar dando lo más rápido posible el paso siguiente.

Así, sucedió con su primer monoposto, llamado "Isis" en homenaje a su esposa, que impresionó muy bien en la carrera de F2 soporte del GP de Estados Unidos de F1 de 1959. El auto era liviano, veloz y Alejandro recibió 15 pedidos por él. Pero los incumplió privilegiando enfocarse en vender su muy buen Fórmula Junior y -a la vez- porque ya estaba pensando en el proyecto de un Fórmula 1 con un motor propio.

Obsesionado por bajar el peso y el centro de gravedad, desarrollaba mucho con titanio y produjo motores "boxer" de 4 y 8 cilindros, 2000 y 5000 cc. Contrató al ex diseñador de motores Maserati Alberto Massimino para diseñar el motor plano de ocho que equipó más tarde al potente De Tomaso Sport 5000.

Sus autos de sport -elaborados desde el mismo concepto "backbone chassis" y motor trasero de sus fórmulas- fueron el antecedente que lo llevaría luego al desafío industrial de los deportivos de calle. El Sport 1000, el Sport 2000 y el Sport 5000, también llamado De Tomaso P70. Pero es una historia tan rica que veremos, luego, aparte en otra secuencia de esta nota.

Empujado por su anhelo de convertirse en constructor integral -una especie de Enzo Ferrari-, De Tomaso desarrolló en 1961 su automóvil de Fórmula Uno. Sus modelos tendrían unas cuantas apariciones en la máxima categoría, con diferentes motores -Alfa Romeo, OSCA, Ford y De Tomaso-.

En 1962 introdujo su primer automóvil de F1 equipado con un motor Ford, un 1.5 Cortina. Con el italiano Franco Bernabei al volante, se colocó inmediatamente a la cabeza del Gran Premio de Roma, pero no pudo terminar debido a problemas con el tanque de combustible. Para la marca del óvalo no pasarían desapercibidas estas actuaciones.

El De Tomaso 801 apareció luego con un V8 de 1498 cc de 135 grados completamente nuevo, con 200 CV (147 kW) a 9500 rpm, acoplado a una transmisión De Tomaso de seis velocidades. El chasis del Tipo 801 estaba hecho de tubos de aluminio, con la sección delantera todavía basada en la del viejo F1 y el motor casi "plano" ayudó a bajar el centro de gravedad del automóvil. El 801 haría su debut en la séptima ronda de la temporada de Fórmula Uno de 1962, el Gran Premio de Italia en Monza.

El piloto argentino Nasif Estéfano que había hecho un gran aporte económico -recomendado por Juan Manuel Fangio- no obtuvo la satisfacción esperada, pues el De Tomaso F1 no estaba terminado. Su intento de correrlo al año siguiente en el GP de Roma, tampoco fructificó. Decidió parar en la quinta vuelta porque el auto era inmanejable. La falta de respuesta a su reclamo siguiente, tuvo un fuerte impacto en la opinión del mundo del motor argentino, donde la imagen de Alejandro De Tomaso quedó manchada y marcada por la decepción.

Los De Tomaso Fórmula Junior seguían compitiendo con algunos exitos y buenos resultados, el famoso ítalo-suizo Clay Regazzoni hacía sus primeras armas con uno, pero al final de esa temporada el constructor argentino se retiró de las carreras de F1 y comenzó a edificar DeTomaso Automobili SpA para fabricar autos deportivos de calle. Sus principales dotes estaban en la capacidad de hacer negocios aprovechando la mística que habían recogido su nombre y su marca de las carreras de autos. Su nuevo sueño lo relacionaba con un perfil más industrial.

En el final de la década, para apoyar la dinámica de su negocio de autos deportivos con la imagen de las carreras, De Tomaso volvería a la F2 y en 1970 a la F1, apoyado en el talento, el entusiasmo y juventud de su diseñador Giampaolo Dallara y del dueño de equipo Frank Williams.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Dallara había creado un nuevo auto de Fórmula 2 designado como el "103" y apareció por primera vez en manos de Jonathan Williams en la "Lotería de Monza". El Tipo 103 (fue el auto de prueba del 505/38) también fue manejado por Jacky Ickx y Piers Courage (que terminaron terceros en una serie en Vallelunga) y su desempeño fue lo suficientemente convincente como para que Frank Williams firmara el acuerdo para que De Tomaso lo construya.

En 1970, De Tomaso volvió a entrar en la F1 con el 505/38-Cosworth DFV para el equipo Frank Williams Racing Cars. El 505 fue diseñado por Giampaolo Dallara y Williams había designado a Piers Courage como conductor. En total, se produjeron tres automóviles. El nombre se deriva de que 505 es el número del chasis y que este es el 38° auto de carreras que Alejandro ha construido hasta la fecha.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

El 505/38, que era rojo y tenía una franja albiceleste -los colores argentinos- en el centro de la carrocería, se mostró prometedor en las primeras cuatro carreras. Courage, incluso, terminó tercero en el Trofeo Internacional, en abril, sin puntaje en Silverstone. Y marchaba séptimo en el Gran Premio de Holanda cuando se estrelló y murió por causa del masivo incendio de la máquina. El equipo continuó hasta el final del año con los pilotos Brian Redman y Tim Schenken, pero luego se retiró.

El trágico accidente impactó muy fuerte en Alejandro De Tomaso, el acuerdo con Williams no se renovó al final de la temporada y la firma no volvió a construir nunca más un monoposto.

En la siguiente entrega, leerán más sobre su prototipo De Tomaso P70, el "Shelby" y de su relación con Ford que preparó el camino hacia la producción del famoso "Pantera".

Cadena 3 Motor, fuentes, fotos: detomasodc.co.uk; grandprix.com; es.qwe.wiki; detomaso-automobili.com; independent.co.uk; wikipedia; racingsportscars.com

Fórmula 1, Gran Premio de Austria, 5 de julio, Red Bull Ring

#2020

NASCAR Cup Series, domingo 5 de julio, Indianapolis M.S.

#2020

Fórmula 1, Gran Premio Estiria, 12 de julio, Red Bull Ring

#2020

Producción y edición: Marcelo Cammisa y Marcelo Ingaramo, especialistas en Automovilismo.

Te puede Interesar

De Tomaso, el argentino que quiso ser Ferrari -4/final-

De Tomaso, el argentino que quiso ser Ferrari -entrega 3-

De Tomaso, el argentino que quiso ser Ferrari -entrega 1-

Lo Último

Porsche: un apellido atraviesa tres siglos a toda velocidad

Daniel Herrero es el nuevo presidente de ADEFA

Porsche: un apellido atraviesa tres siglos a toda velocidad