Cadena 3
Menú

Historias de hacedores

De Tomaso, el argentino que quiso ser Ferrari -entrega 1-

Fue piloto, constructor, industrial y hombre de grandes negocios en el mundo del automóvil. No pudo con la F1, pero construyó un imperio con su habilidad, el conocimiento y la pasión por los autos.

31/03/2020 | 21:43

Fue un argentino que llegó a la cima en los negocios grandes del automóvil, que se tuteó con los Maserati, Enzo Ferrari, con Henry Ford II, con Lee Iacocca, con Juan Manuel Fangio, con los Agnelli. Que creó su propia marca -De Tomaso Automobili- y fue dueño de varias de las míticas, Maserati, Vignale, Ghia, Moto Guzzi, Benelli, Inoccenti. El último "concept" de su célebre "Pantera" le perteneció a la familia Panini -la archimillonaria italiana de los álbumes de figuritas-. Vivió a lo grande y pensando en grande. Fabricó autos que "el gigante de Detroit" vendió con su nombre, que condujeron personajes como el mismísimo Elvis Presley.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Quiso emular a Ferrari, pero no pudo con la Fórmula 1. El británico Piers Courage murió en su monoposto, el De Tomaso 505/38-Cosworth, que ponía en pista nada menos que Frank Williams y había diseñado Giampaolo Dallara, otro joven en ascenso del automovilismo de 1970.

Se llamó Alejandro De Tomaso, nació en Buenos Aires el 10 de julio de 1928. Fue el dueño de una historia de éxito, pero llena de azarosas aventuras, dulces y amargas.

Hay quienes sostienen que tenía el sino de no poder coronar definitivamente, con el sello del éxito total, ninguno de los proyectos que aventuraba. Sin embargo, si su pasión fueron los autos, bien puede decirse que disfrutó como pocos y muy profundamente de todas las facetas en las que puede uno vivir en el mundo de las cuatro ruedas.

Fue piloto, se casó con una piloto, fue mecánico, ingeniero, constructor, fabricante y hombre de grandes negocios. No le faltó una sola de las sensaciones que un automóvil puede producir. No hubo nada de lo que un auto pueda dar que Alejandro De Tomaso no haya obtenido, a lo largo de su vida.

Como piloto, mostró alguna valía en carreras importantes de nuestro país -2° en su clase y 7° general, en los 1000 Kms. de Buenos Aires 1954 y 1° en su clase en 1955, con Maserati-. Con la íntima convicción de que podía ser un piloto profesional, se marchó a Italia -abandonando todo su pasado en Argentina, familiar incluido- para trabajar con los Maserati en Bologna.

De Tomaso tenía clase, era fino y educado, bien parecido, encantaba en la primera impresión y era habilidísimo para negociar. Cualidades que le abrieron paso en el camino a su crecimiento personal y empresarial en Europa.

Allí en O.S.C.A. -Officine Specializzate Costruzione Automobili-Fratelli Maserati SpA- , donde además de piloto de pruebas trabajó en la mecánica, le sucedieron dos cosas muy importantes. Notó que podía con la construcción de coches de competición y conoció a su segunda esposa, Elizabeth Haskell -se casaron en 1957 en EE.UU.-, hija de un millonario americano y nieta de uno de los fundadores de General Motors, quien sería clave aportando el apoyo financiero para cumplir con sus sueños de grandeza.

El primero fue ser piloto de F1, donde intentó mostrarse -con poco éxito- en el GP de Argentina de 1957, con una Ferrari 500/625, y en el GP de Estados Unidos de 1959 con un Cooper-OSCA. Con los autos sport, logró su victoria más importante. Venció en su clase (501 a 750 cc) en las "24 Horas de Le Mans" de 1958, en un OSCA S750 que compartió con Colin Davis. Fueron 11° en la general.

Su mujer -críada en el gran mundo americano de los caballos de carrera- también era apasionada piloto de autos y compitieron juntos varias veces, una de ellas en en las 12 Horas de Sebring de 1959, cerca de Palm Beach, donde la familia Haskell tenía mansión de recreo. También compartió su auto sport el mexicano Pedro Rodríguez, aquella vez en la célebre pista del viejo aeródromo militar, en La Florida. La última carrera como piloto, Alejandro la corrió en Messina, en 1959.

Su etapa de piloto se cerraba para abrirle paso a la siguiente: la del constructor que le contaremos en la siguiente entrega de esta nota.

Cadena 3 Motor, fuentes: detomasodc.co.uk; grandprix.com; es.qwe.wiki; detomaso-automobili.com; independent.co.uk; wikipedia; racingsportscars.com

Fórmula 1, Gran Premio de Austria, 5 de julio, Red Bull Ring

#2020

NASCAR Cup Series, domingo 5 de julio, Indianapolis M.S.

#2020

Fórmula 1, Gran Premio Estiria, 12 de julio, Red Bull Ring

#2020

Producción y edición: Marcelo Cammisa y Marcelo Ingaramo, especialistas en Automovilismo.

Te puede Interesar

De Tomaso, el argentino que quiso ser Ferrari -4/final-

De Tomaso, el argentino que quiso ser Ferrari -entrega 3-

De Tomaso, el argentino que quiso ser Ferrari -entrega 2-

Lo Último

Porsche: un apellido atraviesa tres siglos a toda velocidad

Daniel Herrero es el nuevo presidente de ADEFA

Porsche: un apellido atraviesa tres siglos a toda velocidad