Cadena 3
Menú

Fórmula 1 2020

Ferrari: el jefe Elkann blinda a Binotto y pide paciencia

Lo hizo en una entrevista exclusiva en Gazzetta dello Sport: "Tiene todas las habilidades y las características para comenzar con un nuevo ciclo vencedor". La visión del presidente y un análisis 2020.

29/07/2020 | 12:35

Las sequías de Ferrari en la Fórmula 1 desatan en sus alrededores crisis intensas. Obsesionan a los tifosi; dan vueltas como rumores por el paddock; demandan explicaciones a la prensa; hasta que el interior mismo de 'la Scuderia' se convierte en un hervidero en el que nadie sabe quién es quién.

Lo que 'Don Enzo' hubiera cortado de cuajo y sin dar explicaciones -en su momento-, hoy, desde la naturaleza política de los lideratos empresarios, se mira estos sucesos con mucha más cautela y solo se interviene si es necesario.

Se ve que era muy necesario porque fue el propio John Elkann -presidente del Grupo Ferrari y de Fiat Chrysler Automobiles- el que salió a poner paños fríos y a respaldar a su grupo de trabajo.

"En Mattia tenemos total confianza -le dice a la Gazzetta dello Sport el nieto de Gianni Agnelli-, él tiene todas las habilidades y las características para comenzar con un nuevo ciclo vencedor. Estuvo en la Ferrari con Todt y Schumi; sabe cómo ganar y a partir del próximo año trabajará con dos pilotos jóvenes y ambiciosos como nosotros".

Las palabras del presidente, apaciguan. Pero no cambian la realidad ni disimulan que Ferrari pasó de escolta desafiante al quinto puesto entre los constructores de la F1, tras las tres carreras corridas. Es cierto que Binotto lleva solo una temporada al mando total de la escuadra, pero su affaire con FIA por el motor 2019 desluce la emocionante reacción de rebeldía que el equipo tuvo el año pasado, frente al imperial dominio que Mercedes tiene hace media docena de años.

Elkann es político y los son sus palabras: "Hoy estamos sentando las bases para ser competitivos y volver a ganar cuando las reglas cambien en 2022", señala y agrega "estoy convencido de ello."

Los datos que salen desde la pista, lo encaran con una realidad difícil de soslayar y el heredero del grupo industrial más grande de Italia lo sabe: "hemos tenido una serie de debilidades estructurales que han existido durante algún tiempo en la aerodinámica y la dinámica del vehículo. También hemos perdido la potencia del motor. La realidad es que nuestro automóvil no es competitivo. Lo viste en la pista y lo verás de nuevo".

Para infundir confianza y conseguir la paciencia -¿se les puede pedir paciencia a los italianos?-, Elkann se vuelve en la historia de la marca, a aquellos años en los que había perdido el liderazgo de 'il Mago': "Nos espera un largo camino. Cuando Todt comenzó ese ciclo histórico (de cinco títulos consecutivos) en el 2000, veníamos de un ayuno que duró más de 20 años, desde 1979. Tomó tiempo, desde que llegó en 1993 hasta que llevó a Ferrari a la victoria. Lo importante, entonces, es trabajar dentro y fuera de la pista, traer cohesión y estabilidad, construir la Ferrari que queremos paso a paso".

El líder industrial tampoco ha dejado de respaldar a su CEO, Louis Camilleri, el hombre salido de Philip Morris International y que colocó al frente de la administración del grupo en 2018: "Ferrari en su conjunto goza de una salud excelente. Bajo la guía de Camilleri, logró desarrollarse con gran fuerza y vitalidad, confiando en las responsabilidades individuales y trabajando más en equipo. Lo vemos desde los resultados industriales".

Camilleri no solo es el factor propiciatorio de 'Mission Winnow', el proyecto de reconversión de su vieja empresa, como socio patrocinante del "Cavallino". También, maneja el gran negocio general que incluye los autos deportivos, los de colección y mercadeo de la imagen del más grande mito del automovilismo mundial. La F1 no es una pieza menor, solo de regalías 'la Scuderia' supera el techo presupuestario de U$S 145M, fijado a partir de 2021. El ingreso de Carlos Sainz Jr. le dará recuperos -merchandising, derechos e imagen- desde el mercado español por más de U$S 40M, según los análisis de marketing iniciales. Está claro, que el negocio marcha fenomenalmente y no lo está afectando -por ahora- la falta de resultados. No son los resultados de hoy los que venden ese producto llamado Ferrari.

Camilleri, no solo está seguro en su puesto sino en la toma de decisiones. Fue después del choque que auto eliminó a las SF1000 de Sebastian Vettel y Charles Leclerc en la segunda carrera de Austria cuando el 'Corriere della Sera' aseguró que el CEO y Elkann ya barajaban el nombre del Antonio Coletta -del reparto GT de Ferrari- para suceder al 'direttore', una movida que entre ambos también parece haber sido puesta en retroceso.

Un Mattia Binotto que, por su lado, con la confianza reparada y listo para el trabajo a largo plazo que le ha ratificado su presidente, dio muestras de moverse igual de bien que su jefe como político. El 'caposquadra' abarajó en el aire el latiguillo de coyuntura en tiempos de pandemia y exlica la situación de su equipo como "la nueva normalidad" a la que habrá que acostumbrarse.

Sus pilotos parecen aceptarlo y, además, no tienen mucho más remedio que hacerlo. Sebastian Vettel advierte que no debe esperarse estar en la lucha por más de un quinto o sexto puesto en el futuro: "Esta es la nueva realidad", y agrega que, aunque el segundo lugar de Leclerc en la apertura de la temporada fue positivo, su performance en Hungría es "una imagen más honesta de nuestro desempeño".

El balance de Binotto, pone en claro que la situación no es buena: "Después de tres carreras, está claro que estamos en peor forma de lo que esperábamos y tenemos que reaccionar sin demora. Se debe revisar todo el proyecto del automóvil, teniendo en cuenta los límites impuestos actualmente por las regulaciones. Soy consciente de que no hay una varita mágica en la Fórmula 1, pero tenemos que acelerar para cambiar las cosas, tanto a corto como a largo plazo. También podría ser necesario mirar a nuestra organización para mejorar y fortalecer nuestros métodos de trabajo donde la necesidad es mayor. Pero primero, como equipo, debemos entender la dinámica que condujo a esta situación."

Binotto entiende que reorganizar no es despedir: "Tengo confianza en las personas que trabajan en la Gestione Sportiva -dijo-, “hemos comenzado un largo proceso que debería conducirnos a otro ciclo ganador. Tomará un tiempo, pero toda la compañía comprende y apoya esta visión. Es por eso que me resulta gracioso leer algunas historias que están dando vueltas: no es despidiendo a la gente como se hace que un automóvil vaya más rápido..."

El director de Ferrari admite que si los tifosi esperan un cambio rápido para una mejora, es poco probable: "Tomará mucho tiempo -señaló-, creo que se requerirá paciencia. Las actualizaciones que llevamos a Austria demostraron una correlación con lo previsto y, en este momento, al menos lo hemos direccionado bien, aunque el déficit en términos de rendimiento, continúa allí. Nos falta velocidad en las rectas, falta velocidad en las curvas. En general, el auto tiene que ser mejorado en todas las áreas. Es tan simple como eso. No es algo que un simple truco de magia producirá, o una sola solución o un paquete simple. Tomará tiempo. ¿Cuánto tiempo? Todavía no tengo la respuesta".

Los tiempos que vienen no son sencillos para la Scuderia Ferrari que, después de ilusionar a todo el mundo con un 2019 rutilante, solo ha coleccionado bofetadas en la cara en este dramático 2020.

¿Los repasamos? La FIA le prohíbe seguir usando su gran motor 2019 y lo homologa firmando un acuerdo secreto que todos los demás equipos critican crudamente; su nueva SF1000 resulta un fiasco en las pruebas de pretemporada de Barcelona; pierde la batalla con las escuadras inglesas en la discusión sobre el nuevo tope presupuestario para 2021; FIA congela los desarrollos y se queda sin margen de maniobras para revertir su mal proyecto técnico de la actual temporada; el anuncio de la no renovación de Vettel y la contratación de Sainz Jr. desetabiliza el ambiente de confianza y agrega un factor de discordancia en el reparto deportivo.

Sí, el podio de Leclerc en el Red Bull Ring fue la única caricia que Ferrari ha recibido en toda la temporada. Y Binotto salvó la ropa -por el momento- pero tendrá que ser muy cuidadoso y prolijo por lo que viene. El 2020 le viene demostrando que siempre se puede estar peor.

Cadena 3 Motor, fuentes y fotografías: formula1.com; ferrari.com; gazzetta.it; autosport; autosprint, automotor und sport, wikipedia.

Fórmula 1, Gran Premio 70 Años, 9 de agosto, Silverstone

#2020

MotoGP, GP República Checa, 9 de agosto, Autódromo de Brno

#2020

NASCAR Cup Series, 8 y 9 de agosto, Michigan I. Speedway

#2020

Producción y edición: Marcelo Cammisa y Marcelo Ingaramo, especialistas en Automovilismo.

Te puede Interesar

Bottas en pole para poner algo de suspenso en Silverstone

Mientras todos discuten, en la pista siempre manda Hamilton

Lewis Hamilton no esconde nada, quiere volver a ganar

Lo Último

Bottas en pole para poner algo de suspenso en Silverstone

Zarco impresiona y le arrebata la pole a Quartararo

Mientras todos discuten, en la pista siempre manda Hamilton