Cadena 3
Menú

WRC 2021, Rally Montecarlo

Evans resistió el embate del campeón Ogier y todavía lidera

El francés ganó los tres tramos de la mañana y era puntero. Pero pinchó en el primero de la tarde, se recuperó en el segundo y la cancelación del TC8 dejó arriba al galés por 7.4", al final del día.

22/01/2021 | 15:42

Una vez resuelto el problema de frenos que le limitó ayer, Sebastien Ogier se mostró dominante en los tres tramos de montaña al oeste de Gap, volviendo a la asistencia del mediodía con una ventaja de 11,3 segundos sobre su compañero de equipo en el Toyota Yaris, Elfyn Evans.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Iniciaba el día quinto y con casi 17 segundos de desventaja tras los dos tramos de apertura de ayer, pero el siete veces campeón ascendió a la tercera posición al ganar la prueba inicial de Aspremont hasta La Bâtie-des-Fonts con luces artificiales. Se colocó en cabeza en Chalancon-Guimane y lo amplió en Montauban-sur-l''Ouvèze-Villebois-les-Pins.

"Necesitaba reaccionar después de lo de ayer", dijo. "Había mucho barro en la carretera, pero teníamos mucha más confianza que ayer: ¡tener frenos en el coche ayuda! La primera especial estaba más difícil que durante los reconocimientos y tuvimos que confiar mucho en la información de nuestro equipo de tramos."

Elfyn Evans, por su parte, admitió que fue demasiado cauto en estas difíciles condiciones, pero dos segundos puestos y un tercero en los tres tramos representaron una buena mañana para el galés.

El líder anoche, Ott Tänak, fue tercero, a 13,5 segundos de Evans, con su Hyundai i20. Se quejó de que su coche perdía potencia en las curvas. "Hay poco empuje y sólo tenemos que gestionarlo. Estamos teniendo algunos tipos de sorpresas y no estoy muy contento con eso", dijo.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Kalle Rovanperä puso el tercer Yaris entre los cuatro primeros. El finlandés, que fue segundo durante la noche, se puso en cabeza tras la prueba inicial a pesar de un breve parón. Luego, las condiciones de una carretera que fue empeorando progresivamente y una penalización de 10 segundos por llegar tarde al TC4 le hicieron descender.

La mayoría de los pilotos optaron por una combinación de cuatro neumáticos Pirelli superblandos y dos de tacos. Los de clavos eran ideales para la especial inicial, que tenía 4 km de hielo en la cima del Col de Carabes, pero los superblandos eran mejores para los otros más limpios que siguieron.

Los otros dos pilotos del equipo Hyundai, Thierry Neuville y Dani Sordo, fueron la excepción a la regla. Seleccionaron neumáticos con clavos en las carreteras más limpias.

"Me costó mucho con el neumático de nieve aquí [TC5] y hicimos un trompo hacia el final", dijo Neuville, que condujo en el tramo anterior sin ninguna actualización de la notas después de que su equipo de seguridad se retrasara y no pudiera pasar por la especial delante de los competidores.

El belga era quinto, a medio minuto de Rovanperä, con Sordo otro minuto más atrás. El español tenía poca confianza en su coche debido a su elección de neumáticos.

El líder del WRC2, Andreas Mikkelsen, se mantuvo séptimo con un Skoda Fabia, con 23,2 segundos de ventaja sobre su compañero de la categoría de apoyo, Adrien Fourmaux.

Pierre-Louis Loubet y Takamoto Katsuta completaron el top 10 de la mañana, el piloto japonés superaba a un frustrado Gus Greensmith en el último especia. El británico lamentó la elección de las gomas blandas, que carecían de agarre en los tramos húmedos.

Sin embargo, no todo continuó tan bien para Ogier en el segundo bucle. Su ventaja de 11,3 segundos sobre Evans se esfumó después de que hiciera un trompo y terminara el primer tramo de la tarde con su rueda delantera izquierda en la llanta. Cayó a la tercera posición, a 23,4 segundos, para recuperarse luego y ganar la última especial por 16,0 segundos.

La reacción del francés fue notable, ya que manejó este último tramo con una combinación desequilibrada de tres neumáticos de nieve Pirelli y uno con clavos en su Yaris.

Evans, sin embargo, mantendría una ventaja de 7,4 segundos sobre su compañero de equipo en el Toyota Yaris con la cancelación del TC8 Montauban-sur-l''Ouvèze-Villebois-les-Pins, pero Ogier está a la cola de Evans tras la asombrosa remontada después del pinchazo que le costó la punta.

"Estoy aquí para ganar este rallye, así que voy a ganarlo", dijo Ogier. "Estaba presionando en la última especial porque estaba enfadado. Las condiciones eran muy difíciles, con mucha lluvia, y tuvimos que llevar un neumático con clavos en el coche. Después de un par de kilómetros empezaba a moverse la parte trasera".

Las condiciones del clima cambiaron durante todo el día, lo que complicó la elección de los neumáticos. Una combinación matinal de asfalto mojado y hielo dio paso a la lluvia persistente y al barro de la tarde.

Evans fue el que nunca se quedó fuera de los tres primeros tiempos y ganó la penúltima especial, pero una goma dañada le obligó a ir a la última con la misma mezcla de neumáticos desequilibrada que Ogier. Fue el sexto más rápido.

"Cuando las condiciones se vuelven más extremas, más resbaladizas, me cuesta esa última sensación y no consigo la confianza que necesito para atacar", admitió. "Seb tuvo un día fantástico. Tomó muchos riesgos y quizás yo no tomé los suficientes. Sabemos que hay una pequeña ventaja por correr primero en la carretera, pero para ser justos con él no fueron 16 segundos."

El líder de la primera etapa, Ott Tänak, quedó a 17,5 segundos de distancia, en tercera posición. El Hyundai i20 del estonio perdió potencia en las curvas cerradas de esta mañana y no pudo contener el ataque de Ogier a su segundo lugar en la especial final cuando sus cristales se empañaron.

El cuarto clasificado, Kalle Rovanperä, que mantiene el triplete de los tres Yaris entre los cuatro primeros. El finlandés se ha quedado a 53,1 segundos de Evans. En la penúltima especial siguió hacia el campo, pero se recuperó y desplazó a Thierry Neuville a la quinta posición en la última especial. Sólo 6 segundos separan al dúo, ya que Neuville ha disfrutado de una mejor tarde después de haber sufrido en la mañana con una mala elección de neumáticos.

Su compañero de equipo, Dani Sordo, compitió entre los seis primeros a otros 50,5 segundos. Su coche no le está dando confianza, después de cometer el mismo error de selección de neumáticos que Neuville, pero una elección más equilibrada esta tarde favoreció al español.

Pierre-Louis Loubet se retiró después de chocar fuertemente con su i20 contra una pared de roca al frenar en una horquilla en la última especial.

También al final del viernes, el líder del WRC2, Andreas Mikkelsen, fue séptimo con un Skoda Fabia, por delante del Yaris de Takamoto Katsuta. Adrien Fourmaux fue noveno con un Ford Fiesta del WRC2 por delante de la versión World Rally Car de Gus Greensmith, ante unas duras condiciones.

En WRC2, después de establecer una buena ventaja el primer día, el noruego Mikkelsen se puso en marcha de nuevo el viernes por la mañana con el objetivo de ampliarla.

Inmediatamente se puso a la cabeza, alcanzando y casi pasando al Hyundai i20 World Rally Car de Pierre Louis Loubet en el tramo de noche de Aspremont - La Bâtie-des-Fonts antes de aumentar su ventaja durante el resto del día.

Mikkelsen llegó al área de asistencia de Gap el viernes por la tarde con una ventaja de 47,1 segundos sobre Adrien Fourmaux y un impresionante séptimo puesto en la general. No escatimó en elogios para su Skoda Fabia Rally2 de Tøksport:

"Estoy disfrutando mucho. La diferencia es bastante buena ahora y es una sensación agradable, porque en el coche no tenemos la sensación de estar presionando mucho. Creo que el Skoda es fantástico, especialmente en estas condiciones, y mi equipo de tramos también está haciendo un gran trabajo", dijo.

El rendimiento de Fourmaux también ha sido impresionante. A pesar de no poder desbancar a Mikkelsen de la cabeza, la estrella del M-Sport Ford Fiesta Rally2 demostró una madurez superior a la de su edad con un enfoque comedido en las complicadas especiales.

El francés consiguió una merecida victoria de tramo en la primera pasada a Montauban-sur-l'Ouvèze - Villebois-les-Pins y se mantiene noveno en la clasificación general.

El piloto del Citroën C3 Rally2, Eric Camilli, está a 2 minutos y 11,6 segundos del líder en la tercera posición, aunque el francés puede consolarse con su cómoda ventaja de 5 minutos y 5,5 segundos sobre Marco Bulacia.

Bulacia había hecho un progreso respetable a pesar de su falta de experiencia en las condiciones del Montecarlo. Sin embargo, sufrió un pinchazo en su Citroën durante la penúltima especial del día y perdió tres minutos.

Sean Johnston se encontraba a 1min 40,7seg con el quinto puesto en otro C3, mientras que el debutante en el WRC2 Enrico Brazzoli se quedaba detrás de los líderes por 32min 11,4seg con su Skoda Fabia Rally2.

El sábado, todo vuelve a empezar temprano, con La Bréole - Selonnet, que arranca de noche a las 06.30 horas. Saint Clément - Freissinières precede a la asistencia final en Gap, antes de que una repetición del primer tramo inicie el largo viaje hacia el sur hasta Mónaco tras 57,10 km de competición. Habrá que ver si Hyundai Motorsport consigue mejorarle sus autos a Tänak, Neuville y Sordo para que vayan sobre las sólidas posiciones que -por ahora- están manteniendo al frente a los autos del Toyota Gazoo Racing.

Cadena 3 Motor, sobre reportes y fotografías de wrc.com

FIA WRC, 26 al 28 de febrero, Rally del Ártico, Finlandia

#2021

Top Race en Buenos Aires, 28 de febrero

#2021

Nascar 2021, 28 de febrero, Homestead-Miami Speedway

#2021

Producción y edición: Marcelo Cammisa y Marcelo Ingaramo, especialistas en Automovilismo.

Te puede Interesar

De noche o de día, Tänak manda en la nieve

Ott Tänak, el 'hombre de hielo' manda en el Rally del Ártico

Mañana se larga el Rally del Ártico (¡brrrrrrrrrrrr!)

Lo Último

50 años de las "Rafaela 300 Indy", cuando aún creíamos poder

De noche o de día, Tänak manda en la nieve

Sábado completo para Franco Girolami en Buenos Aires