Cadena 3
Menú

Autos e historias

El impresionante camino de Reutemann a la F1 -nota 7-

El "Lole" llega a Europa con el equipo "Misión Argentina" del A.C.A., dirigido por Héctor Staffa. Se destaca punteando en la primera carrera de F2 Europea que corre en Alemania. Se toca con Rindt.

24/04/2020 | 17:37

Arrancaba 1970 con la gran Temporada Internacional de Sport Prototipos en el Autódromo Municipal de Buenos Aires. Todo el "glam" del automovilismo mundial reunido por quince o veinte días en el enero caliente porteño para dos carreras que captaron multitudes y pusieron a los argentinos a soñar cuando vieron al Berta LR-Cosworth de Luis Di Palma tomar la punta frente a las Ferrari, los Porsche, los Matra, los Alfa Romeo o los Lola.

Decenas de miles de personas que agotaron todas las entradas -como las formas de entrar sin ellas- y repletaron "la catedral" del motor argentino, guardaron para siempre en sus oídos el estruendo de aquel júbilo que atronó explosivo en las tribunas del autódromo, describiendo categóricamente un sentimiento popular y auténticamente argentino que el automovilismo resumía como ninguna otra manifestación deportiva.

En la misma Argentina que le sacaba dos ceros a la moneda (Ley 18.288) para disimular que el dólar que en 1960 costaba $83 había ya superado los $350 arrancando la nueva década, una apuesta de trabajo -del verdadero- había desarrollado nuestra industria y nuestro deporte hasta ponerlos en estándares incontrastablemente internacionales.

Carlos Reutemann fue uno de los pilotos argentinos llamados a aquella fiesta deportiva internacional. Corrió con Jackie Oliver en un Lola Chevrolet T70 Mk3 en los "1000 Kilómetros SP", pero no quedó muy conforme con el auto, fueron 11°. Para las "200 Millas" -dos series de 100 millas, una semana más tarde- decidió cambiar de auto y arregló para hacerlo en la Primera Serie con el Porsche 908 de la española "Escudería Nacional", que dejaba Jochen Rindt, tras lograr el 2° puesto en la primera carrera junto a Alex Soler Roig y marcharse a un ensayo de Lotus en Kyalami.

Clasificó 10° y en carrera terminó 9°. "Yo lo que quiero es manejar un auto de los buenos", había comentado sobre su decisión de cambiar "de monta" para la carrera de cierre. No veía con entusiasmo correr la segunda serie, después de Oliver y el Lola no lo había impresionado en lo absoluto: "doblan un poquito más, frenan otro poquito más que los SP de acá, pero nada más".

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Apenas, quince días antes, el Lole, Benedicto Caldarella, Héctor Staffa y el comodoro Ernesto Baca -del Automóvil Club Argentino- regresaban de Inglaterra, adonde habían viajado para comprar el material de competición que utilizaría la "Misión Argentina" en el Campeonato Europeo de F2. Dos chasis Brabham BT30 nuevos, seis motores Cosworth, todos los repuestos necesarios y un motorhome para desplazarse por todo el "viejo continente" en las diez fechas puntuables, más otras sin puntos, con una inversión de doscientos mil dólares en la que colaboraban el Ministerio de Bienestar Social e YPF.

A fines de febrero, los pilotos, Staffa y dos mecánicos, partieron hacia Londres para el principio de la aventura. Salieron de Ezeiza sin buenas noticias. Una huelga inglesa les impediría tener los motores para la primera fecha del calendario en Thruxton. 

Al viejo aeródromo que está a 160 kilómetros de Londres fueron a ver la carrera en la que Jackie Stewart -con un BT30/2 como los del equipo argentino- marcó la pole, bajando 3/10 el récord de Rindt. Pero el austríaco con su Lotus 69 se tomó revancha y lo aplastó en la final de 46 vueltas frente a una multitud en el circuito de 3.769,6 metros. Reutemann devoró con fruición con la mirada cada detalle de lo que vio en la pista y en los pits que le ayudara a desentrañar los secretos de aquel mundo nuevo en el que se internaba.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Al viernes siguiente, una semana antes de comenzar a clasificar en Hockenheim, Brabham les entregó los dos autos. Les faltaba bastante trabajo, pero los cargaron en su nuevo camión para terminarlos en el circuito. Un viaje de algunos azarosos detalles llevó al inexperto equipo argentino hasta el "motódromo" alemán.

En los ensayos del viernes, con un clima frío y húmedo, Reutemann no logró practicar por un problema en el comando del acelerador que solo le permitía abrir las mariposas de la admisión hasta la mitad. Cuando el equipo puso otra vez el auto en pista, ya habían corrido 45' minutos de clasificación. En su primer contacto, el Lole sintió que estaba corto de multiplicación, Hockenheim no tenía aún las chicanas, eran dos rectas de ida y vuelta al curvón "Östkurve" entre paredes de árboles, más el sector del estadio con su mixto y su pequeña recta frente a los boxes.

Así y todo, el santafesino demostró que había llegado a Europa para hacerse notar y se colocó 3° en la Clasificación del viernes . "Con el cambio de multiplicación puedo mejorar algo", sentenció en el final del día, ya pensando en el siguiente. 

El sábado por la mañana, Reutemann no giró muchas vueltas pero bajó más de un segundo -como creía-, esperando la clasificación de la tarde. Pero la lluvia a la hora prevista fue tan fuerte que obligó a suspender la tanda.

Quedó 5° ¿Quiénes estaban delante suyo? Rindt -Lotus de Chapman-, Cevert, Regazzoni -ambos con Tecno- y Bell -Brabham-. ¿Quiénes, detrás? Emerson Fittipaldi, Ikuzawa, Schenken, Westbury, Gaydon, Peterson y el resto. De verdad, impresionante.

El domingo 12 de abril en Hockenheim -día del "Jim Clark Memorial" porque el escocés perdió la vida en esa misma carrera, en 1968-, Reutemann se regalaría en su onomástico número 28 otro de esos sueños maravillosos por los que había luchado toda la vida: punteaba frente a más de 100 mil espectadores una carrera internacional en Europa con los mejores pilotos del mundo en la pista y demostró con técnica y valentía que estaba bien preparado para hacerlo.

En la Primera Serie, eligió meterse en la succión de Rindt en la largada y, a pesar de doblar cuarto en la Curva 1, en el regreso al "estadio" aprovechó el "zarpazo" de éste sobre los punteros y se metía segundo, persiguiéndolo pegado. Pero el frenaje estaba mojado -había llovido en ese sector de la pista- y los dos siguieron de largo. El austríaco acusaría al argentino de temerario, aunque Lole afirma que solo lo tocó cuando los dos ya estaban en el pasto.

"- ¿Estás loco?" -increpó airadamente en los boxes Jochen al Lole-

Se equivocaba. Reutemann estaba haciendo lo que debía. Lo había estado observando muy bien en Thruxton y era lo mismo que él hacía, cortar más tarde, frenar más adentro. Salió mal porque apareció inesperadamente la lluvia, pero era lo que debía hacer. Y lo volvería a hacer más tarde en la serie final.

Reutemann largó noveno. El primer paso por el control de tiempos lo registró octavo, pero iba "chupado" con los punteros. Esta vez, se tomó más tiempo para estudiar a los rivales, pero notó que seguían cortando lejos. En la vuelta 4 pasó tercero, detrás de los Lotus de Tetzu Ikuzawa y Fittipaldi. Dos giros más tarde, los superó a ambos. Punteó durante siete vueltas completas, en las que las emocionantes crónicas de los que estaban en el lugar relatan el orgullo de escuchar el "¡Reutemann, von Argentinien!" de los altoparlantes anunciando su paso como líder. Pero es un circuito para la succión y el nuestro se defiende frenando adentro, por lo que es natural que a medida que pasan las vueltas sea más complicado hacerlo. Los Tecno-Cosworth de Regazzoni y Cevert vienen en tándem y el local Hahnem prendido con ellos. Los tres pasan a Reutemann y luego lo hace también Ikuzawa. En el ingreso a la última vuelta, "Lole" se pone otra vez tercero, detrás de Ikuzawa y Regazzoni. La carrera se va a definir en los mixtos. El ítalo-suizo se adelanta al japonés y Reutemann quiere hacer el "dos por uno", por fuera. Pero toca el pasto y pierde el auto, Cevert -por esquivarlo- se va afuera y será el siguiente en increparlo en el parque cerrado: - "¡Así, no creo que llegues nunca a la F1!"

Fue 9°, pero su actuación había causado un verdadero impacto en todas partes. No había ido a Europa a probar si podía. Estaba seguro de que sí y en la primera de cambio, no hizo sino demostrarlo.

Mas lejos, en el tiempo, Reutemann recordaba aquellos momentos de su debut europeo:

"Ese día, cuando largamos la carrera no hicimos ni vuelta de reconocimiento ni nada. Salimos a la pista y largamos directamente la carrera. Había llovido en una parte y nosotros no sabíamos, pasaba algo de lo que pasaba en Spa. Y cuando llegamos a frenar para el "Estadio", venía yo, cuando fui a frenar estaba mojado y me lo llevé a Jochen Rindt al pasto. ¡Se me armó un lío! ¡Me había llevado al pasto a la gran figura! Vino y me retó. "Vos sos un loco y así, no vas a llegar a ningún lado". Él y Cevert, los dos me retaron muchísimo, porque Cevert también venía enredado. Hablamos de todos pilotos muertos, pero bueno, es así".

Enseguida, de la competencia en Alemania, el equipo se dirigió a Barcelona para la carrera del callejero de Monjuitch. Reutemann y Caldarella hicieron un desvío hacia Nürburgring para conocer el circuito donde correrían en la cita siguiente a la española. 

Pero estos detalles y el resto de la temporada con la que Reutemann terminó de construir su increíble camino a la F1, se los contaremos en nuestra próxima entrega.

Cadena 3 Motor, fuentes: miniauto, "sin mordaza", carburando, autodeporte, "7up y nuestros ídolos", revista automundo, gran premio online, wikipedia, el litoral, carlos-reutemann.com.ar, revista corsa, el blog de diego durruty, fordv8argentina, sportdigital, el gráfico, museo del turismo carretera, dolarhistorico, wikipedia, sportprototipoargentino y Alejandro de Brito/@Jadb1

Fórmula 1, Gran Premio Estiria, 12 de julio, Red Bull Ring

#2020

NASCAR Cup Series, domingo 12 de julio, Kentucky Speedway

#2020

Fórmula 1, Gran Premio de Austria, 5 de julio, Red Bull Ring

#2020

Producción y edición: Marcelo Cammisa y Marcelo Ingaramo, especialistas en Automovilismo.

Te puede Interesar

El impresionante camino de Reutemann hacia la F1 -final-

El impresionante camino de Reutemann hacia la F1 -nota 10-

Anticipo: Se clasifica bajo la lluvia en Austria

Lo Último

Anticipo: Se clasifica bajo la lluvia en Austria

Se canceló la FP3 por fuertes lluvias en el Red Bull Ring

¡Verstappen y Red Bull Racing responden! Lideraron la FP2