Cadena 3
Menú

Fórmula 1 2020

Después del champán, puntos altos y bajos del GP de Turquía

En una carrera muy desafiante, el podio distinguió la experiencia de Hamilton, Vettel y Pérez. El inglés rubricó la página final de su gran conquista: igualar a Michael Schumacher con 7 títulos. 

16/11/2020 | 16:07

El Gran Premio de Turquía marcó un desafío de altísima dificultad para los equipos y pilotos de la Fórmula 1. Estructuras acostumbradas a planificar meticulosamente hasta el más mínimo de los pasos que dan en la preparación y desarrollo de una competencia se vieron sorprendidos por las características y efectos que un reasfaltado de último momento le dio a la pista del Istanbul Park. El asfalto quedó muy liso y exudando fluído de la brea, combinado con que la selección de Pirelli -antes de conocer la actualización del circuito- fue de los compuestos duros, provocó que los F1 fueran inmanejables en la hermosa pista diseñada por el alemán Hermann Tilke.

Encima, el sábado llegó la lluvia y todo se hizo más complicado e inesperado. Cuando el domingo se largó el Grand Prix con el Racing Point de Lance Stroll desde la pole y con la pista mojada, se sospechaba que cualquier cosa podía pasar. De esas incertidumbres, emergieron hacia el podio los que con más experiencia gestionaron el medió mecánico y el consumo de una goma intermedia que fue tomando más grip a medida que se gastaba: Lewis Hamilton, Sergio Pérez y Sebastian Vettel.

Los que parecía que iban a ganar -Lance Stroll, Max Verstappen, Alex Albon, Charles Leclerc-, perdieron. Y los que parecía que perderían, ganaron. Lo que, sumado a la consagración de Hamilton del séptimo campeonato mundial que lo pone a la misma altura de Michael Schumacher, nos da un material increíble para nuestro habitual balance en 'claroscuros' de cada GP. Allá, vamos.

Puntos altos


Lewis Hamilton -Mercedes AMG F1-: El inglés sufrió como nadie las condiciones de pista del viernes. "El asfalto es espantoso", soltó como comentario. Solo hizo doce vueltas en la FP1 para quedar en P15 y fue P4 en la FP2. El sábado, en la FP3 lluviosa no marcó tiempos. Clasificó 6°, a casi 5" segundos de Stroll, aunque no se pueda creer. Y el domingo, transitaba la primera parte de la carrera con mucha cautela, paró en la vuelta 8 para colocar 'intermedias' y no paró nunca más. 

El CEO de Pirelli F1, Mario Isola, comentó: "Convirtió sus neumáticos intermedios en slicks de manera efectiva en el final de carrera, para sacarles el máximo partido". La goma del inglés ya no tenía dibujo en el 'patch' de contacto y le daba un sensacional grip. Corría el riesgo de pinchadura, por el desgaste, pero no de un reventón, según explicó su ingeniero. Gestionando con enorme calidad ese juego de gomas, terminó la carrera con más de 31" segundos de diferencia con Pérez -también, en estrategia de una sola parada-. 

Su emoción del final -el maravilloso vídeo de su historia que se reflejaba en el visor de su casco mientras daba la vuelta de honor, no hacen más que reflejar la dimensión del logro que acababa de conseguir, ser el piloto más campeón de la historia, junto al gran "Schumi".

Sebastian Vettel -Scuderia Ferrari-: Solemos destacar -porque es nuestro deber- el desconcierto que nos causa ver que el segundo salario más alto de la F1 no consiga sobresalir. Algo que excede a la situación del equipo, porque su compañero más joven le vence en toda situación competitiva y no debería ser así. Los contratos tan altos se deben honrar con contundencia. Hasta el GP de Turquía, el alemán no había completado una sola vuelta entre los tres primeros en todo el año, su campaña más frustrante hasta ahora. 

Pero esa dinámica, tuvo una buena respuesta del cuatro veces campeón del mundo en Istanbul Park. Porque batió a Leclerc en la clasificación y cuando parecía que el monegasco lo superaría otra vez en carrera, produjo una largada de esas que se guardan para siempre, pasó de P11 a P4; y estuvo lúcido en la furiosa última vuelta para sobrepasarlo cuando cometió un exceso, después de superar a Pérez por el segundo puesto. Vettel volvió al podio en P3, después de casi un año, aprovechándose del valor de su experiencia para juzgar un escenario de carrera desacostumbrado para desnivelar en su favor. Una gran noticia.

Sergio Pérez -Racing Point F1 Team-: El mexicano fue batido por su compañero de equipo en clasificación y observó durante casi la mitad de la carrera como éste se dirigía a entregarle al equipo la histórica primera victoria. Apostó -como es su costumbre- a su capacidad para gestionar la duración del neumático con una estrategia de una parada -solo él, Hamilton y Kvyat- y la apuesta le valió igualar su mejor resultado en F1, P2 -ha sido tres veces segundo-. También fue su décimo octavo resultado consecutivo en puntos y subió al cuarto lugar en el campeonato de pilotos con 100 puntos.

Carlos Sainz Jr. -McLaren F1 Team-: Tras admitir que no le gustaba ver la lluvia el domingo por la mañana, mostró su habilidad innata para manejar sobre una pista resbaladiza y administrar bien los neumáticos para asegurar un resultado. Su P5 es el cuarto resultado consecutivo en puntos que lo pone en séptimo lugar en la tabla, por delante de su compañero de equipo Lando Norris, y le permite mantener las esperanzas de terminar entre los cinco primeros en el campeonato de pilotos.

Scuderia Ferrari: Sin el jefe -Mattia Binotto- en la pista la casa de Maranello compuso su mejor resultado de la temporada. Todo un síntoma. Las dificultades de la pista los potenciaron hasta la clasificación, el único episodio -más una parada lenta de Vettel en el GP- que gestionaron mal, aunque fue tan atípica que cabía el error. Por lo demás, estuvieron entre el Top 5 en todas las otras salidas a la pista, incluido el Grand Prix en el que casi suben los dos autos en el podio, en el última vuelta. Se llevan dos excelentes P3 y P4 que los ponen a 24 puntos de Racing Point en Constructores, cuando faltan tres carreras.


Puntos bajos


Valtteri Bottas -Mercedes AMG F1-: Si tuviéramos una categoría "Puntos MUY bajos", deberíamos colocar allí la pésima actuación del finlandés de todo el fin de semana. Es cierto, todo el equipo, salvo Hamilton, le dio una flojísima respuesta a la contingencia de una pista sin grip. Pero no sumar puntos con un Mercedes en un GP de F1, es como patear diez penales en un partido de fútbol y no convertir ninguno. Inaceptable, desde donde se lo mire. Su P14 final, perdiendo la vuelta con Hamilton, es el resultado de 6 trompos y un toque en carrera. En este juego de contrastes que nos gusta hacer en esta sección, comparada con la P1 y el 7° título mundial de su compañero, debería estar preguntándose: "¿Qué estoy haciendo, en esta butaca?". Una pregunta que debería interpelar, también, a su equipo.

Max Verstappen -Red Bull Racing-: El holandés maravilla luce desmotivado. Si había otra ocasión de hacer con un GP en 2020, era esta. Y el que no suele fallar en los instantes cumbres, falló en Turquía. Tras mostrarse sólido en los tres entrenamientos, se complicó para elegir el momento claro de sus intentos en la clasificación. Era el señalado para la pole, pero la perdió con Lance Stroll. Le costó darle rápido temperatura a sus gomas intermedias. 

Y en carrera, se quedó patinando en la largada, cayó de P2 a P6 y se recuperó enseguida a P4. Demoró más de la cuenta en superar a Vettel y cuando alcanzó a Pérez, no tuvo calma para esperar el momento indicado del sobrepaso. Forzó la maniobra, tocó un borde pintado en aceleración y salió haciendo trompos a toda velocidad, con la increíble suerte de no golpear nada. Tuvo que parar forzadamente por gomas y quedó P8. Recuperó hasta P3, pero al parar por segunda vez se fue a P7. Pasó a Albon en la última vuelta y terminó en una P6 que no refleja lo que su potencial insinuaba.

Lance Stroll -Racing Point F1 Team-: Su equipo había encontrado el 'feeling' con la goma intermedia en FP3 y el canadiense lo aprovechó para su histórica pole. Inició la carrera de la mejor forma, fue el líder hasta su segunda parada, vuelta 36/58. De allí, en más, el exceso de deslizamiento lo hizo retroceder hasta el P9. Un comunicado de la escuadra emitido el lunes aclaró que un “daño en la parte inferior” del alerón delantero fue un “factor importante que contribuyó a los graves problemas de granulado” que Stroll experimentó. Puede haber perdido la mejor oportunidad de su vida, tal vez. Pero si uno piensa que está sobre un 'Mercedes', es dable razonar que se le volverá a presentar en el futuro.

Antonio Giovinazzi -Alta Romeo Team Orlen-: el italiano, prospecto de la Academia Ferrari, tenía la mejor posición de largada del año, P10, pero chocó en la vuelta previa del Gran Premio. Intentó recuperar todo muy rápido en la carrera y terminó afuera. Su gran tarea para llegar a Q3 se eclipsó el domingo.

Nicholas Latifi -Williams Racing-: Si poner a trabajar los neumáticos con una temperatura aceptable en Turquía, fue todo un desafío para Mercedes, imagínense para Williams. El canadiense tuvo una sola chance de vuelta rápida en Q1, por las banderas rojas. Había marcado un primer sector idéntico al de Russell cuando se metió en la leca en la curva 8 en el momento de acelerar. En carrera no llegó a imitar el rendimiento de su compañero con los intermedios después de salir de boxes y rápidamente perdió el contacto con el resto. Quedó último y luchó con la mala visibilidad y los espejos sucios antes de chocar con Grosjean mientras el conductor de Haas lo superaba. Más trompos que ninguno.

Renault DP World F1 Team: Renault tuvo uno de esos días en los que nada salió bien. Ocon hizo un trompo al principio y fue tocado primero por su compañero de equipo y luego por Bottas, lo que resultó en un pinchazo que lo mandó al fondo del pelotón. Con ritmo decente, se recuperó hasta el puesto 11, pero no le alcanzó para los puntos. Ricciardo estuvo corriendo con solidez durante gran parte de la tarde, pero sus neumáticos se cayeron en rendimiento y le pasaron la factura. Eso, junto con un trompo cuando desafió a Norris, significó que el australiano solo pudiera llegar a la meta con solo un punto. Pobre cosecha para la marca y sus aspiraciones.

Scuderia Alpha Tauri: la casa italiana no tuvo su mejor capítulo en Estambul, tras haber sido consistentes desde Monza. Su coche no pudo adecuarse a las condiciones de lluvia en una pista resbaladiza en Turquía, y Pierre Gasly describió su actuación como "vergonzosa". Ni él ni su compañero Daniil Kvyat se sintieron cómodos durante el fin de semana y nunca parecieron estar en la contienda por sumar buenos puntos el domingo por la tarde. Fueron P12 y P13, la primera carrera sin puntos del equipo desde la tercera ronda en Hungría y casi acaba con sus esperanzas de vencer a Ferrari en el campeonato de constructores. El de Faenza está ahora a 41 puntos de los de Maranello con solo tres carreras para el cierre. Un claro paso atrás para los de ex Toro Rosso y Minardi.

Cadena 3 Motor, fuentes y fotografías de gentileza: formula1.com, automotorundsport, the-race, motorionline, motorpsort magazine.

Súper TC2000, 29 de noviembre, Autódromo Oscar y Juan Gálvez

#2020

Fórmula 1, Gran Premio de Baréin, 29 de noviembre, Sakhir

#2020

Rally Argentino, 27.28.29 de noviembre, Balcarce

#2020

Producción y edición: Marcelo Cammisa y Marcelo Ingaramo, especialistas en Automovilismo.

Te puede Interesar

Hamilton, marginado tras prueba positiva de COVID-19

70 años de desarrollo, para que vuelva a escapar Houdini

Hamilton gana, después del gran susto en Sakhir

Lo Último

Hamilton, marginado tras prueba positiva de COVID-19

70 años de desarrollo, para que vuelva a escapar Houdini

Padilla voló sobre Ligato en una definición vibrante