Cadena 3
Menú

Fórmula 1 - 2020

Después del champán, puntos altos y bajos del GP Ferrari mil

La veloz y estrecha pista de Mugello, donde se corría por primera vez, tuvo dos interrupciones y tres largadas. El balance en los claroscuros de los protagonistas y equipos de la cita en la Toscana.

14/09/2020 | 18:07

El Gran Premio de la Toscana Ferrari 1.000 que se disputó este fin de semana en el Mugello Circuit trajo por primera vez a la F1 al pintoresco circuito cercano a la bella Florencia. Para 'il Cavallino' fue un importantísimo evento social, justo en un momento en el que su rendimiento en la pista se desaliña con la impresionante historia que lo sostiene vivo. Las P8 para Charles Leclerc y P10 para Sebastian Vettel fueron el indigerible pastel de una fiesta a la que  tuvieron suerte de que el público italiano no pueda acceder. No lo habrían disfrutado y no les hubieran aplaudido.

Hamilton volvió a ganar, a pesar de cometer un notable error en la largada, porque su compañero de equipo es mucho mejor equivocándose, que él. Y porque la Unidad de Potencia del Red Bull de Max Verstappen le complicó la clasificación y lo quitó de la carrera. 

El inglés, que vio pasar, con su impresionante sonido, la Ferrari F2004 de Michael Schumacher -manejada por su hijo Mick- en la previa de la competencia, sigue ganando y sabe que todos los récords de la leyenda alemana, muy pronto serán suyos. 

La carrera que pasará a la historia por sus tres largadas con partida detenida -hubo dos banderas rojas-, dejó muy buen material para nuestro análisis de contrastes, esa mirada en los claroscuros que deja un fin de semana de Grand Prix. ¡Allá, vamos!


Puntos altos


Scuderia Ferrari -1.000 Grandes Premios-: El número habla por sí solo y, si se combina con el de campeonatos, victorias, podios, poles, récords de vuelta... se toma la verdadera dimensión de que nadie ha llegado tan alto en la F1, ni en el automovilismo. Épica, estirpe y pasión. Ojalá, logre corregir su mal rumbo actual.

Mercedes AMG F1: La del domingo, fue la victoria #100 del reingreso de 'la estrella' en F1, desde 2010. Cuando sus pilotos comienzan a equivocarse, el material y la estructura del equipo son una máquina de ganar y están allí para que no lo pierdan todo. Los autos son inalcanzables. Sino, pregúntenle a Ricciardo cuánto le duró la ilusión de pasar a Bottas; o a Albon, intentar reeditar en Mugello un ataque final como el que había hecho en Austria. Todas las advertencias de no usar los pianos eran 'pour la gallerie'. Cuando los W11 aceleran, tienen todo lo que hace falta y más.

Lewis Hamilton -Mercedes AMG F1-: Llegó a las #90 victorias, con la de ayer. Esta solo a una del récord histórico de Michael Schumacher y todo hace presagiar que lo batirá sin muchas demoras. Largó mal en la primera partida y casi compromete el triunfo. Pero se rehizo cuando la carrera le volvió a dar otra oportunidad. No tiene rivales, dentro, ni fuera de su escuadra.

Alexander Albon -Red Bull Racing-: El tailandés obtuvo un primer podio merecido y muy necesario. Recibe críticas y ataques despiadados todas las carreras, desde los sectores que buscan reponer a Gasly en su butaca. Es un piloto de grip, su característica de manejo le hace complicado lucirse en los circuitos donde el auto tiene que ir menos apoyado atrás para llegar a su máxima velocidad. En Mugello, donde se dobla tanto y tan rápido, su RB16 no hizo más que crecer a medida que se descargaba de combustible y, sobre el final, tuvo un ritmo altísimo. Limpió a Stroll y a Ricciardo sin vacilar. Amenazó a Bottas, que tuvo que dejar de administrar para acelerar todo y ponerse a salvo. Albon es rápido y buen piloto, es un excelente compañero de equipo para Verstappen.

Daniel Ricciardo -Renault DP World F1 Team-: El australiano no clasificó muy bien, pero la carrera se le abrió de entrada y fue protagonista sorteando todos los escenarios dificultosos, de paradas y relargadas que propuso. Experiencia y talento, eso que le reclamábamos que no venía mostrando, hasta que el GP de Bélgica le hizo despertar. La última bandera roja le sacó ese podio que la marca busca tanto, desde 2011, sin poder todavía conseguir. Fue un buen P4. El que hemos visto las últimas tres carreras, es el Ricciardo que se puede poner en el Top 5 de los mejores pilotos del mundo.

Kimi Raikkonen -Alfa Romeo Racing Orlen-: El 'hombre de hielo' mantiene su brillo y le da a la marca sus dos primeros puntos en una pista donde andar rápido sin gastar goma no es para cualquiera. Tuvo un toque al comienzo, del que sobrevivió y luego cometió una falta cuando lo llamaron al box en un AS en el momento en que ya había pasado el ingreso, cruzó una línea prohibida y fue penalizado con 5" segundos de recargo. Su final fue P9 sumó los primeros dos puntos de 2020.

FIA: Otra carrera complicada y en un pista nueva. Dos interrupciones y tres largadas. Un gran esfuerzo para mantener rigurosamente los esquemas de seguridad en una pista de alto promedio de velocidad. 

El accidente del reinicio con AS no es culpa de éste, lo motiva la desaprehensión del piloto que lidera la fila india -Bottas- intentando matar la velocidad de los que vienen atrás y los de atrás acelerando antes de la señal. Frente a la crítica de algunos pilotos, Michael Masi -director del GP- señaló: "en la carrera de Fórmula 3, los pilotos de la categoría junior tuvieron un muy buen reinicio en una situación similar a la de la carrera de F1 y la atravesaron bien, sin incidentes. No creo que sea necesario revisar la regla de reinicio con el Auto de Seguridad".

Mugello Circuit: Una hermosa pista, llena de virajes encadenados de alta velocidad, ascensos, descensos, curvas ciegas. El promedio de la Qualy superó los 251 kilómetros por hora y los pilotos se bajaron amando manejar en una pista así. Para el Gran Prix es algo fina -naturalmente-, por la data de su construcción.


Puntos bajos


Valtteri Bottas -Mercedes AMG F1-: No levanta, la temporada 2020 del finlandés. Capitalizó la mala largada de Hamilton en el inicio del GP, pero después no logró sostenerse, en las nuevas partidas de las dos banderas rojas que interrumpieron la competencia. En la última, hasta perdió el puesto con Ricciardo y tuvo que usar todo el 'power' del W11 para recuperar su puesto de escolta. Ese del que le cuesta tanto escapar hacia arriba, sobre todo.

Max Verstappen -Red Bull Racing-: No tiene nada que ver con él, ni con lo que está bajo su control, pero el holandés se quedó a pie por tercera vez en la temporada, segunda consecutiva, y su motivación -ciertamente- comienza a decaer. Una falla de potencia en su PU causó su retraso en la largada y en el toque que lo dejó afuera, no tuvo mucho que ver.

Scuderia Ferrari: El auto con el que Leclerc hizo la P5 de clasificación, estaba puesto para una sola vuelta. Por eso, Vettel no puede imitarlo. En carrera, no logró sostenerse a pesar de la gran largada de Charles, que picó tercero. En las vueltas siguientes, lo barrieron del clasificador. Las Ferrari puntuaron por el enorme nivel de deserciones que hubo en su 'GP 1.000', donde deberían haber quedado 'zapateras' por performance. Necesitan urgente un conductor de escuadra menos político y más competitivo.

Pierre Gasly -Scuderia Alpha Tauri-: Una mala clasificación, condicionó su carrera. Se pasa de agresivo en el comienzo y genera el toque que deja fuera del GP cuatro autos. Si se miran los entrenamientos, se advierte que auto no le faltaba coche para lograr sus objetivos. Podría haber sostenido el gran impulso de confianza que generó su victoria en Monza, pero tropezó.

Lance Stroll -Racing Point F1 Team-: El canadiense hacía una buena carrera, fue tercero, por momentos, pero marchaba en P4 cuando en una de las curvas más difíciles y rápidas de la pista -Arrabiata 1-, algo se rompió en el tren trasero (¿la goma o algo de la suspensión?), partió descontrolado hacia las defensas para quedarse con un gran susto, el RP20 destrozado y la sensación de haber tenido suerte de no sufrir él mismo un daño mayor.

George Russell -Williams Racing-: En la primera carrera sin sus originales dueños, el inglés le daba a la escuadra los primeros puntos del año, hasta que se detuvo la carrera con el accidente de Stroll. La última relargada lo puso a tiro de Vettel y Raikkonen, que con gomas nuevas lo superaron sin dificultades. Fue P11, hizo un gran trabajo y por poco, no alcanzó.

Cadena 3 Motor, fuente y fotografías de gentileza: formula1.com; automotorundsport.

Fórmula 1, GP de Rusia, 27 de septiembre, Autódromo de Sochi

#2020

Súper TC2000 y TC2000, 27 de septiembre, Buenos Aires

#2020

NASCAR Cup Series, 27 de septiembre, Las Vegas M. Speedway

#2020

Producción y edición: Marcelo Cammisa y Marcelo Ingaramo, especialistas en Automovilismo.

Te puede Interesar

Después del champán, puntos altos y bajos del GP de Rusia

Bottas ganó en Sochi para seguir creyendo

¡Hamilton se volvió imbatible en Sochi!

Lo Último

Hoy, es el cumpleaños de Oreste Berta

Después del champán, puntos altos y bajos del GP de Rusia

Ardusso, dos maniobras antológicas y otra fiesta 'Súper'