Cadena 3
Menú

Los Grand Prix y sus temas

Como 'El príncipe y el mendigo', pero en la Fórmula 1

Ferrari 'se fue a vivir al barrio' del pelotón del medio y Racing Point habita 'el condominio exclusivo' de los que luchan por el podio. Cómo lidian con las estrategias en sus nuevas realidades. 

25/08/2020 | 13:06

Es una serie de los 60. Dos sujetos son puestos bajo dos cúpulas de vidrio conectadas por alambres espiralados que conducen electricidad. Un profesor loco, de repente, baja una palanca y el contacto produce chispas. También algo de humo que, cuando se disipa, permite ver un claro cambio en los dos individuos: ¡Han intercambiado sus personalidades!

Fuera del gracioso ejemplo, algo de esto parece ser lo ocurrido con las escuadras Ferrari y Racing Point esta temporada. Un juego que puede resultar parecido también al de la novela 'El príncipe y el mendigo' –aunque no volitivo– y que ubica en la atípica era de pandemia a cada una de las escuadras en el lugar de la otra. La italiana 'se fue a vivir al barrio' del pelotón del medio y la inglesa habita 'el condominio exclusivo' para los que luchan por el podio de la Fórmula 1.

Podría decirse que han cambiado sus lugares 'mano a mano'. Tanto, que ni siquiera comenzado el campeonato, la 'Scuderia' se sacó de encima la idea de renovar el oneroso contrato de Sebastian Vettel y, allí nomás, Racing Point se sintió muy calificada para intentar contratarlo. A pesar de que hablamos del segundo salario más alto de la F1, uno de los más caros del deporte mundial, que ronda los 40 millones por calendario.

Aunque el análisis al que nos asoma hoy una inteligente nota de Auto Motor und Sport –'Neue Gegner, andere Strategien'– nos propone observarlo más desde el punto de vista de cómo este intercambio de roles ya ha impactado en las estrategias de ambas escuadras. Cómo se mueven los autos rojos y los rosados en sus 'nuevos barrios'.

Usted ya lo ha leído en nuestros comentarios, pensamos que el RP20 –la copia del W10– es el auto más rápido de la grilla, después de los Mercedes W11. También, señalamos que este gran salto técnico no está acompañado de ningún otro en el equipo que, desde lo deportivo, colabore para gestionarlo con mejor resutado. Los pilotos y los estrategas para pelear por los podios son los mismos con los que contaban para su objetivo anterior, que era solo de marcar puntos.

En su nuevo entorno competitivo, la revista alemana dice que Racing Point ha dejado en el camino algunos puntos debido a la gestión de estrategias:

- Pérez no hace segundo cambio de gomas en GP de Austria para ganarle el puesto en pista a Alex Albon (Red Bull). En el reinicio del último AS, es presa fácil de los otros autos con mejores neumáticos. Puede ser 2°, termina 6°.

- En el GP de Estiria –la segunda en Spielberg–, Racing Point permitió que sus dos pilotos peleen la posición, Lando Norris aprovecha la ocasión para alcanzarlos y pasarlos. El McLaren también disfrutaba de neumáticos más frescos porque entró en boxes más tarde que los RP20. Pueden ser 5° y 6°, son 6° y 7°.

- En el GP de Hungría, Racing Point permitió el 'undercut' –ganar la posición con la parada en boxes– de Valtteri Bottas a Lance Stroll con el cambio de neumáticos.

- En el GP de Gran Bretaña –la primera en Silverstone–, los estrategas rosas se tomaron una vuelta completa para pensar si tenía sentido llamar a Stroll a boxes para cambiar neumáticos durante el Auto de Seguridad. La decisión se tomó una vuelta tarde y le costó un puesto con Norris.

El equipo inglés, que funcionaba en el fondo del pelotón del medio, ahora lucha por las posiciones en los Grand Prix con las dos Ferrari y el segundo Red Bull. Tiene rivales nuevos y ya no aspira solo a los puestos de 5 al 10. Racing Point aspira –además– secretamente el tercer escalón del podio, si uno de los tres primeros (Hamilton, Bottas o Verstappen) se mete en problemas. Su jefe de equipo, Otmar Szafnauer, explica: "Donde nos movemos ahora, se aplican reglas diferentes a las que hemos manejado antes". Clarísimo. Solo falta resolverlo con acierto.

Sobre cómo afecta esta nueva situación a Ferrari, AMuS, dice que de solo vigilar –hasta el año pasado– a los dos Mercedes y a Max Verstappen; pasó ahora a poder olvidarse completamente de ellos. Porque hoy, las preocupaciones de los autos rojos pasan por el segundo Red Bull, dos Racing Point, dos McLaren, dos Renault y dos Alpha Tauri. Y esto expone al estratega jefe de Ferrari, Iñaki Rueda, a vivir una nueva experiencia en cada gran premio.

"La estrategia se ha vuelto más complicada" –admite el español–, en los últimos años, nuestra tarea ha sido establecer una diferencia lo suficientemente grande antes de la primera parada. Entonces, estábamos entre nosotros con modelos de cálculo muy similares y pocos parámetros. Ahora estamos peleando en un grupo de pilotos y equipos que están muy juntos y nos obliga a ajustar a menudo nuestras tácticas fecha tras fecha".

En este nuevo ámbito donde se mueven hoy las Ferrari, existe mucha dinámica debido al juego de once coches interactuando en la pista y los boxes. Con diferente número de paradas en boxes, diferentes opciones de neumáticos, diferentes tiempos de parada en boxes. De atender solo lo que hacen dos equipos, por el premio más alto; este año el equipo rojo de estrategias ha pasado a estar pendiente de cinco y medio –11 autos– por un premio mucho más bajo.

Sus rivales están más acostumbrados a este juego y Ferrari todavía tiene que aprender a interpretarlo. Por eso, Rueda además advierte: "antes, el tráfico apenas era un factor en nuestros programas estratégicos. Ahora es decisivo".

Barcelona es un excelente ejemplo, a pesar de que la consulta que salió al aire en vivo y en directo frente al planeta con Sebastian Vettel pudiera parecer desajustada. Con una eventual segunda parada en boxes el alemán habría caído a la cola de un grupo de siete coches y probablemente se hubiera quedado sin puntos. Aguantar con lo que había de goma hasta el final era la única opción. Una estrategia que apareció durante la carrera y Ferrari no la consideraba posible en la vuelta 47, pero sí lo hizo en la vuelta 51. Es "por eso que tenemos más radiocomunicación que antes", se disculpa Iñaki Rueda, entendiendo que estas discusiones con el piloto que salen en la transmisión televisiva puedan considerarse como improvisaciones inaceptables.

En el GP de España, el diálogo entre Sebastian Vettel y su ingeniero Ricardo Adami causó asombro. Pero hasta el jefe del equipo Mattia Binotto insistió en defender lo actuado: "Hablamos abiertamente en la radio, a veces parece infeliz. Pero la comunicación nos dio la mejor estrategia".

En orden a los dos errores que se les pueden marcar a los estrategas italianos, hasta el momento, la revista alemana destaca:

- Charles Leclerc puso blandas en su primera parada en boxes en el GP de Hungría. Estaba claro el viernes que no eran buenas para la carrera. Leclerc tuvo que hacer su segunda parada demasiado pronto. Vettel rechazó este neumático. Ferrari lo escuchó. Así que al final rescató el sexto lugar.

- En la segunda de Silverstone, Vettel entró en boxes demasiado pronto. Antes, había establecido tiempos de vuelta constantes. No había señales de desgaste crítico. "Podría haber continuado diez vueltas. Entonces no me habría metido en el tráfico. Hicimos exactamente lo que queríamos evitar", se quejó el alemán después.

Aunque solo sea desde la perspectiva de las estrategias, el análisis es muy bueno para comenzar a considerar las consecuencias determinantes de los aciertos y desaciertos técnicos en el automovilismo. En la temporada 2020, Ferrari erró con su proyecto técnico y Racing Point -a pesar de todas las polémicas- acertó con el suyo.

No es lo mismo manejar en la parte de adelante, que en la parte de atrás de una carrera. La pista es la misma pero –aunque parezca mentira y lo explica el comentario de Vettel sobre el tráfico– los espacios por los que se puede andar son distintos. En cada aspecto que se quiera considerarla, la competición cambia increíblemente a medida que retrocedemos posiciones en el pelotón. Del primero al quinto, del quinto al décimo, del décimo al décimoquinto, del décimoquinto al...

Ferrari se ha ido a vivir a los arrabales y Racing Point al palacio. En la novela famosa de Mark Twain, el verdadero príncipe vuelve justo a tiempo para que le coloquen la corona de rey en la cabeza -luego de atravesar innumerables aventuras-, mientras el mendigo es incorporado a la nobleza. Un final feliz que, por ahora, parece lejano para estos dos equipos. Porque estamos en la parte de la película donde llaman la atención con sus nuevas personalidades y nos asombran con la recurrencia de sus llamativas peripecias.

Cadena 3 Motor, fuente y fotografías de gentileza: 'PROBLEME FÜR FERRARI UND RACING POINT, Neue Gegner, andere Strategien', Auto Motor und Sport.

NASCAR Cup Series, 4 de octubre, Talladega Superspeedway

#2020

Turismo Carretera, 4 de octubre, 'Oscar y Juan Gálvez', B.A.

#2020

R.C.C., Andalucía Rally, 6 al 10 de octubre, España

#2020

Producción y edición: Marcelo Cammisa y Marcelo Ingaramo, especialistas en Automovilismo.

Te puede Interesar

Hamilton, a punto de renovar por tres años con Mercedes

Después del champán, puntos altos y bajos del GP de Rusia

Bottas ganó en Sochi para seguir creyendo

Lo Último

Veinte años sin el "El Loco Luis" Di Palma

STC2000: Dos 'Súper' carreras y todavía puede ser mejor

Hoy es el cumpleaños de Oreste Berta